La Organización Meteorológica Mundial (OMM) premió a una científica argentina que adaptó una nueva técnica de asimilación de datos que, además de presentar beneficios múltiples en materia de pronóstico, podría ser empleada de modo operativo, dado que requiere de una inversión moderada en equipos de cómputo de alto desempeño para su implementación.

Se trata de la Licenciada en Ciencias de la Atmósfera, María Eugenia Dillon, cuyo trabajo presenta mejoras en las técnicas de asimilación y pronóstico basadas en el modelo WRF (Weather Research and Forecast Model).

La asimilación consiste en ingresar datos de observación (provenientes de las estaciones meteorológicas de superficie, de altura y de diferentes satélites) a un programa computacional que resuelve las ecuaciones que rigen la física de la atmósfera y produce como resultado un “pronóstico numérico”. Este producto es materia prima fundamental para que los meteorólogos elaboren los pronósticos específicos para cada región y para diferentes aplicaciones.

La investigación se extendió por cuatro años y forma parte del doctorado que está realizando María Eugenia. Los resultados demuestran que el método es viable con recursos computacionales no demasiado costosos, y que con este método se obtendrán más herramientas, entre ellas los pronósticos probabilísticos para nuestra región.

El premio WMO Research Award for Young Scientists es otorgado por la OMM con el fin de incentivar a los científicos jóvenes, para llevar a cabo trabajos de investigación sobresalientes en todos los campos de la meteorología y la hidrología.