La doctora Diana Tussie, investigadora superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y directora del Área de Relaciones Internacionales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), recibió el premio de ISA como Académica Distinguida del Sur Global por su labor en el desarrollo del campo de las Relaciones Internacionales.

El reconocimiento se realizó en el marco de la Conferencia Anual de la Asociación de Estudios Internacionales (ISA, International Studies Association) en Baltimore, Estados Unidos. Durante la ceremonia, se remarcó su contribución al desarrollo de la disciplina, en particular, a los temas de inserción del sur en la economía política internacional. Se destacaron cómo sus estudios salen de la política exterior tradicional para abrir la caja negra los organismos económicos internacionales

“El premio es un reconocimiento. Siempre estuve en la bisagra entre la política pública y la academia, me interesa lograr un cambio, participar de eso. Además, trabajé en la articulación de varias disciplinas: vengo de la sociología, me especialicé en economía en relaciones internacionales. Mi formación es bastante híbrida pero es un buen reflejo de lo que son las relaciones internacionales”, destaca la investigadora que colaboró en la creación del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) en 1991.

Tussie agrega que el premio es un reconocimiento no solo de sus pares sino también de sus discípulos. “Desarrollé mi carrera desde la FLACSO y bajo mi dirección se han formado varias generaciones que continúan y profundizan líneas de investigación sobre el análisis político de las relaciones económicas internacionales. Varios de mis discípulos son hoy miembros de la Carrera de Investigador o becarios del CONICET. La solidez y reconocimiento del Área de Relaciones Internacionales ha servido para que muchos doctorandos y profesores visitantes hagan base para sus trabajos de campo. La construcción y preservación de este espacio para la investigación ha sido tanto un gran esfuerzo como un orgullo”, sostiene conmovida.