La investigación sobre el Cambio Climático demuestra que, desde la segunda mitad del siglo XX en adelante, se intensificó el efecto invernadero, y que existe un consenso superior al 90% en la comunidad científica de que esto es así debido a las acciones humanas. Esto es lo que explicó la doctora en Ciencias de la Atmósfera Inés Camilloni, investigadora independiente del Consejo en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA, CONICET-UBA) en la presentación del libro “La Argentina y el Cambio Climático. De la Física a la Política”.

Se refirió además a la “falsa percepción de que existe una división equilibrada entre quienes aducen que el clima no está cambiando y quienes afirman que el clima se está modificando. Esta falsa percepción ha entorpecido la toma de medidas para hacer frente al Cambio Climático”.

Por su parte, otro de los autores del libro, Vicente Barros, doctor en Ciencias Meteorológicas Vicente Barros, investigador superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), explicó que “el objetivo del libro es ayudar a los funcionarios y tomadores de decisión a tener un contexto de información general”. Además subrayó que “uno de los problemas centrales que vamos a tener que enfrentar como sociedad es la adaptación. Los dos problemas que tiene Argentina son los eventos extremos de precipitación y de temperatura, y en ese punto el rol del Servicio Meteorológico Nacional es central para la alerta temprana que contribuya a reducir los impactos de catástrofes, como inundaciones. Un papel que requiere el apoyo de la sociedad y del Estado”.

En el panel de presentación, estuvieron acompañados por la directora del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), doctora Celeste Saulo; el presidente del Instituto Di Tella, Ing. Daniel Perczyk; y el gerente general de Editorial EUDEBA, Lic. Luis Quevedo.

Saulo expresó que la obra se trata de “una enorme contribución a la toma de decisiones informadas” y definió al SMN “como un centinela del cambio climático, debido a que el organismo viene midiendo parámetros desde hace más de 140 años, y esa es la contribución a que ese libro sea posible”. Además, destacó que la obra aporta información respecto de cómo se ha modificado el régimen de lluvia, las temperaturas mínimas y máximas, y los eventos extremos en nuestro país.

Por su parte, el Ing. Daniel Perczyk expresó que “el clima es uno de los más importantes activos físicos de la Argentina, y es necesario tomar conciencia de la importancia de ese activo físico”. Subrayó también que “los autores realizan un punteo muy claro de todo lo que aún debe hacer nuestro país y muestran que la solución de este problema pasa por el sector energético”.

En representación de EUDEBA, Luis Quevedo destacó el aporte del libro para enriquecer el catálogo de una editorial conocida mundialmente por sus títulos fundamentales para la divulgación de la ciencia.