La semana pasada en la zona conocida como el Valle de Paravachasca se produjeron intensas lluvias que afectaron a la localidad de Santa Ana, la fuerza del agua afectó a la plata de tratamiento de residuos. Ambientalistas aseguran que se contaminó el acueducto que lleva agua potable. 

Santa Ana sin Basura” es un grupo ambientalista que se ha mantenido en contra de la presencia de Taym, la planta de tratamientos de residuos. Para ellos la empresa no reconoce la contaminación que produjo al quedar la planta anegada durante el temporal. La sospecha de los ambientalistas derivó en la actuación de la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Contra el Medio Ambiente (UFIMA). Según pudo saber el diario La Voz, este organismo inició una investigación para determinar si el acueducto sufrió contaminación.
“Es positivio que se haya dado curso a la investigación en la Ufima porque es otro ámbito jurisdiccional de nivel nacional, de una unidad específica de los problemas ambientales. No depende de los gobiernos provincial o municipal , que se tocan en este proyecto de instalar Comercor”, comentó Santiago Zamora, miembro de “Santa Ana sin basura”, quienes están una campaña para impedir que se instale en Santa Ana la planta Cormecor (Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos del Área Metropolitana de Córdoba), que traería deshechos industriales y residuos al pueblo.
El 27 de marzo llovieron 150 milímetros en menos de dos horas en el valle de Paravachasca. El temporal afectó a las localidades de Los Aromos, Anisacate, Alta Gracia y Parque Santa Ana. A media mañana los vecinos de Santa Ana advirtieron que el terraplen de la plana de Taym había colapsado. De comprobarse la contaminación, los vecinos se constituirían como querellantes.