La secretaría de Ambiente local junto con la Fundación Cullunche y BioAndina investiga las causas de la muerte de estos ejemplares, dos hembras y un macho, que fueron encontrados 10 kilómetros al sur de la ruta nacional 145 por vecinos de la zona.

Estos hicieron la denuncia ante la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la provincia y activaron el protocolo instaurado por el Proyecto de Conservación del Cóndor Andino. Los habitantes de uno de los puestos de la zona indicaron que habían visto a los animales, “pero no los habían tocado por temor a que estuvieran envenenados”.

Al no poder constatar la presencia de una fuente de contaminación y teniendo en cuenta que estos animales pueden trasladarse hasta 300 kilómetros por día para alimentarse, los llevamos a la Fundación Cullunche para su necropsia“, precisaron desde el Gobierno mendocino.

Las radiografías descartaron la presencia de plomo o municiones y se tomaron muestras para enviarlas a Fundación BioAndina, en Buenos Aires, en búsqueda de indicios de muerte por intoxicación.

Las autoridades aseguraron que continuarán registrando la zona “para monitorear el estado de la población de cóndores y buscar posibles cebos tóxicos”.

El envenenamiento de cóndores se viene denunciando desde hace tiempo, sobre todo en las provincias de Mendoza, Salta y Jujuy, donde puesteros utilizan agrotóxicos como el carbofurán, un peligroso pesticida al que algunos ganaderos le encontraron una “nueva” función: eliminar animales predadores como zorros y pumas, pero que afecta a los cóndores que se alimentan de estos, ya que son aves carroñeras.

Recordemos que a principios de 2018 fueron encontrados 34 cóndores muertos en Malargüe, y dos puesteros de la zona fueron imputados por el hecho. Los especialistas concluyeron en esa ocasión que los animales habían muerto por envenenamiento, tras encontrar en los cadáveres rastros de carbofurano, un pesticida muy tóxico.

El cóndor es honrado por los pueblos originarios de Sudamérica, quienes lo consideran un nexo sagrado entre los hombres y el cosmos.