La comunidad colla “La Quiaca Vieja” se ubica en el Departamento de Yave, provincia de Jujuy. Son alrededor de 40 familias que ocupan 1200 hectáreas en la zona por reconocimiento ancestral, las cuales se encuentran resistiendo el ingreso a sus territorios para realización de una futura zona franca.

Venimos sosteniendo un reclamo y diciendo no a la zona franca desde el pasado mes de agosto”, señaló a Télam Noemí Calisaya, vicepresidenta de esta comunidad que pide a las autoridades provinciales que “respeten la decisión de la asamblea y se genere un verdadero diálogo”.

La activista aseguró que entre las autoridades del gobierno jujeño y la comunidad “nunca hubo un acuerdo para la expropiación de tierras”, al indicar que mantuvieron reuniones con funcionarios de la Secretaría de Pueblos Indígenas.

En un primer momento desde el gobierno se pretendía la expropiación de 1.200 hectáreas, lo que representa la totalidad del territorio que pertenece a los comuneros”, aclaró, por lo que “quedaría solo un pequeño espacio”. Posteriormente ese número “se bajó hasta 50 hectáreas que tampoco aceptamos”, agregó.

Por otra parte, denunciaron que, luego de rechazar la expropiación, intentaron hablar de manera individual con comuneros “para conseguir que les concedan las tierras” pero “no lo van a lograr porque tenemos un colectivo originario muy fortalecido”.

En ese contexto, los comuneros anunciaron que llegarán el próximo lunes a la capital jujeña, donde se movilizarán por las calles céntricas para alzar la voz “en defensa de nuestros territorios”, marcha que contará con la participación de diversos colectivos originarios que plantearán sus problemáticas.

En marzo de 2018 la Legislatura jujeña aprobó la expropiación de unas 1.300 hectáreas y cuatro inmuebles para la instalación de la zona franca en la ciudad fronteriza de La Quiaca, ley que luego fue modificada.

El Parlamento jujeño, en octubre pasado, revalidó la autorización del gobierno nacional que permite la venta al por menor de electrodomésticos y automóviles en la futura zona libre de impuestos que se emplazará a fines del 2020, según estimaron las autoridades provinciales.