En Jujuy persisten los incendios denominados Zanjón Seco -iniciado el 18 de septiembre- y A° Yuto -iniciado entre el 9 y 10 de octubre-, y un tercer foco que se inició el pasado 17 de octubre luego de una tormenta eléctrica, en el Cerro Hermoso, zona de pastizal, que lleva quemadas 120 hectáreas, informa el comunicado de prensa del Parque Nacional Calilegua.

Las últimas jornadas de trabajo han permitido controlar en sectores estratégicos el avance del fuego. De todas formas, debido a las dimensiones del mismo, el incendio continúa activo. Al momento se registran 3220 hectáreas afectadas del Parque Nacional Calilegua sobre un total de 11.184 hectáreas del área quemada.

El comunicado indica que el día jueves 22 de octubre arribarán 44 brigadistas y que espera la autorización y asignación de un helicóptero con helibolsa para continuar con el combate de estos incendios de manera más focalizada. Actualmente se desempeñan en campo, logística y técnica más de 300 personas. Se cuenta con
un helicóptero para llevar a cabo sobrevuelos y 2 aviones hidrantes.

Por otro lado, la Dirección de Salud Mental de la provincia realizará hoy una actividad de contención y acompañamiento al personal de la Administración de Parques Nacionales y del Sistema Nacional.

Luego de la atención de la emergencia se llevarán a cabo los estudios que medirán el daño ambiental, para luego iniciar el proceso de restauración del bosque, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

A través de este proceso se apunta a acompañar los procesos naturales para la recuperación de un ecosistema que ha sido degradado, dañado o destruido por el fuego. Para la implementación de este proyecto se cuenta con el acompañamiento del Comité de Gestión de Incendios Forestales conformado entre instituciones nacionales, provinciales y propietarios privados.