La obra, financiada en parte por el Gobierno nacional e inaugurada por el gobernador Gerardo Morales, tendrá dos cabinas con capacidad de transportar hasta 20 personas por vez cada una y se pondrá en funcionamiento en los próximos diez días.

De esta manera, la geografía de la ciudad y sus desniveles en la zona donde se emplazó el nuevo ascensor, genera una nueva alternativa de accesibilidad para las personas que se trasladan de manera cotidiana de barrios como Mariano Moreno y Castañeda hacia el centro de la capital.

Además, las autoridades municipales buscan instalar la estructura como un atractivo turístico en un sitio que en su parte alta consigue una “vista de balcón” con dirección al Parque Lineal Xibi Xibi y zonas de ex terminal de ómnibus.

En la parte alta se instaló una pasarela metálica de al menos 54 metros y una torre, lo que permitirá también poner en valor los espacios circundantes.

Morales recordó que el proyecto, “se pensó en función del vecino, vecina y adultos mayores que viven en el barrio Mariano Moreno y que van a utilizar muchas personas”, dijo, sobre la obra que culminó tras un año y medio de construcción.