El centro tendrá lugar en el predio del Centro de Atención de la Fauna Autóctona de Jujuy (Cafaju), que funciona bajo la administración del ministerio de Ambiente provincial en la localidad de El Carmen, a unos 27 kilómetros al sur de la capital.

De esta manera se ampliará el trabajo que realiza el único espacio de estas características del país y Latinoamérica, que funciona actualmente en el Ecoparque de la ciudad de Buenos Aires.

El secretario provincial de Biodiversidad, Javier Gronda, señaló que la construcción de un recinto de cóndores en Jujuy busca aprovechar la existencia de “profesionales altamente capacitados que ya trabajan en el Cafaju, entre ellos, biólogos, veterinarios y personal especializado en lo que es la recuperación de la fauna nativa”.

El centro, que se espera que entre en funcionamiento antes de final de año, fue diseñado por la Fundación Bioandina, mientras que la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación realizará una inversión que supera los 2 millones de pesos para adquirir el material necesario.

La mayor amenaza para la especie en toda la cordillera de los Andes “es el envenenamiento” y que no se toma conciencia del “rol importantísimo que tienen los cóndores como limpiadores naturales del ambiente porque comen carroña”, valoró Gronda, quien detalló que el centro colaborará a profundizar la concientización al respecto.

Se tiene que seguir trabajando en el no uso de cebos tóxicos, como el carbofuran. En la Puna la gente lo utiliza para evitar que el puma u otro animal ataque su ganado, pero no logran ningún objetivo y hacen un gran daño a los animales carroñeros”, sostuvo.