Puerto Deseado es, desde que cautivó a Charles Darwin en 1833, un paraíso para los fanáticos de la naturaleza. Una localidad costera con una identidad muy marcada, conectada con el océano Atlántico a través de una magnifica ría. Es una ciudad impactante por su cambiante y colorida topografía. Como cada mes de octubre, Puerto Deseado lanza oficialmente su temporada de turismo, rindiéndole homenaje al Pingüino de Penacho Amarillo, que vuelve de su migración desde la Antártida al norte de la provincia y recupera sus nidos en la famosa “Isla Pingüino”, a donde se realizan expediciones con prestadores locales. La alegría del pueblo y los visitantes, se suma a la explosión de vida que hay en el mar y la ría. Las toninas overas, las garzas, los cormoranes, los gaviotines y la infinidad de fauna marina que allí habita, ya se deja ver y oír en todos los rincones.
Este destino paradisiaco en la costa de Santa Cruz, fusiona su enorme biodiversidad de fauna marina, con importantes sitios históricos, viejas leyendas de pioneros y aventureros y uno de los paisajes mas conmovedores de la Patagonia.