Por Matilde Moyano

La ‘Arquitectura container’ gana espacio en la era de la ecología y la construcción sustentable para la minimización del impacto ambiental sobre el entorno. Se basa en la reutilización y adaptación de contenedores marítimos con una propuesta innovadora desde el punto de vista de los espacios, los materiales y la conciencia ambiental.

Esta propuesta nació en 2001 en la zona portuaria de Londres, con la construcción de una zona edificios para oficinas llamada ‘Container City’. Otros ejemplos de este tipo de proyectos son el del ingeniero canadiense que construyó  una casa con tres contenedores desechados, también el del argentino de Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, que con muy pocos recursos creó su casa también en un conteiner, y cabe mencionar la propuesta ganadora de un concurso de ideas para un puente en la periferia de Tel-Aviv, Israel, que consiste en un puente creado por contenedores marítimos.

Un importante centro comercial sustentable de la localidad de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar, construido a partir del reacondicionamiento de 57 containers marítimos 40 pies HC en desuso, fue el primero de este tipo en nuestro país. Se trata de Quo Container Center, que además incorpora terrazas ajardinadas que mejoran la aislación térmica de los ambientes y generan oxígeno, paneles fotovoltaicos para iluminación de áreas comunes y el uso de artefactos de luces LED para generar un menor consumo energético, y posee su propia planta de tratamientos de efluentes.

Se pensó en una propuesta que cubriera todas estas expectativas y que a la vez resultara arquitectónicamente novedosa y llamativa, en función de que el destino del edificio era ser un centro comercial.

La superficie total de este desarrollo es de 2.200 m2 cubiertos y semicubiertos. El proyecto consta de 34 locales de los cuales 8 son bares y restaurantes, y los demás para negocios y oficinas. 54 contenedores dispuestos en planta baja, primer y segundo nivel, y 3 contenedores dispuestos en forma vertical, de los cuales dos alojan los baños y el otro es un ascensor que recorre las 3 plantas. Todos los containers están unidos mediante pasarelas metálicas con piso de madera sintética de plástico recuperado.