La intensa presión de la industria ballenera en el siglo XX hizo que la población de ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) del Atlántico sur occidental disminuyera a tan solo 450 ballenas.

El estudio, realizado por los investigadores Grant Adams, John Best y André Punt, cree que esta nueva estimación ahora está cerca de los números previos a la caza masiva de la especie, indicó una información distribuida por la agencia Europa Press.

Se estima que 25.000 ejemplares de esta especie fueron capturados durante aproximadamente 12 años a principios del siglo XX. Las protecciones se implementaron en la década de 1960, cuando los científicos notaron en todo el mundo que las poblaciones estaban disminuyendo. A mediados de la década de 1980, la Comisión Ballenera Internacional emitió una moratoria sobre toda la caza comercial de ballenas, ofreciendo más salvaguardas para la población en dificultades.

Nos sorprendió saber que la población se estaba recuperando más rápido de lo que habían sugerido estudios anteriores“, dijo Best. Los hallazgos fueron publicados el 16 de octubre en la revista Royal Society Open Science, pero difundidos hoy por la prensa internacional.