En un contexto en el que en Argentina se destapó la olla de una sopa contaminada que viene cocinándose desde hace más de veinte años a partir del ingreso de los agrotóxicos de Monsanto en nuestra agricultura y en nuestros alimentos, viene al caso recordar el documental francés ‘Nos enfants nous accuseront’ (Nuestros hijos nos acusarán).

Además de evidenciar los problemas de salud que nos ocasionan los pesticidas y fertilizantes químicos de la agricultura moderna y los aditivos tóxicos que se agregan a los alimentos procesados, este film de Jean-Paul Jaud muestra iniciativas de comedores ecológicos en escuelas de Berjac, con alimentos libres de pesticidas, donde nació una revolución saludable y una profunda toma de conciencia en los habitantes del pueblo.

En Argentina, recientemente se dieron a conocer expedientes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) que detallan operativos en los que se constataron partidas de frutas y verduras fumigadas con hasta 22 pesticidas que superan los límites permitidos y aún así se encuentran a la venta en el mercado central porteño y sus pares de Mar del Plata y La Plata. Estas sustancias químicas pueden desencadenar serios problemas en nuestro organismo.  

Te invitamos a mirar uno de los más contundentes manifiestos contra los transgénicos y a favor de los alimentos orgánicos: