Ahora se instalará allí “un mercado concentrador de huerteros con vistas a la temporada de verano”, según informa ‘En el subte’, medio que destaca que la continuidad del servicio no fue siquiera considerada, a pesar de que la transferencia de Ferrobaires a la Nación obligaba a mantener las prestaciones, y de que el Concejo Deliberante de Pinamar exigió su mantenimiento, un reclamo que cayó en saco roto. Actualmente no existen planes para reponer el tren a Pinamar.

La estación se halla en estado de deterioro, como consecuencia del abandono y del corte del servicio de tren.

El acuerdo mediante el que se cede el uso de las instalaciones a la Municipalidad de General Madariaga, donde se encuentra la estación, fue autorizado la semana pasada por el Intendente de esa localidad, Carlos Santoro y el Gerente de Desarrollos Comerciales de Trenes Argentinos Operaciones, Mariano Gaibisso.

Las inundaciones que sufrió la provincia de Buenos Aires en 2015  afectaron la estabilidad del viejo puente ferroviario que atravesaba el río Salado, aunque luego fue reemplazado por uno más moderno. En ese entonces también se suspendió el servicio a Mar del Plata, pero fue restablecido a mediados de este año.