Por Leandro Vesco – Fuente: DyN

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe, afirmó hoy que “con retenciones ya no se puede sembrar el trigo” y consideró además que el actual esquema tributario podría reducir “drásticamente” el área triguera para la presente campaña. A través de un comunicado, el titular de la FAA también reclamó para el sector compensaciones al flete y tasas subsidiadas para posibilitar la compra de fertilizantes.

Un informe técnico elaborado por la Federación Agraria indicó que este año el trigo contará con un margen bruto de 8,16 dólares por hectárea y explicó que el índice de indiferencia en trigo está cercano a los 40 quintales, con un promedio de rinde de 35 quintales. “Con esta situación, en campo propio apenas si se puede empatar, y en campo alquilado el productor va a pérdida”, señaló Príncipe.

Según el dirigente federado, “si no aparecen medidas con urgencia, no sólo se pierde área sembrada, sino que van a seguir cayendo pequeños productores del mapa” agrícola y consideró que “el panorama es muy desalentador, sobre todo para zonas en la provincia de Buenos Aires que por sus características climáticas son de monocultivo triguero”. “Hoy lo recaudado por derechos de exportación al trigo representa apenas el 0,1 por ciento de los ingresos del Tesoro nacional. En trigo hay margen para eliminar las retenciones, sin afectar al fisco”, dijo.

A fines de enero último, Príncipe acordó con el ministro de Economía, Axel Kicillof, un esquema de beneficios para pequeños productores de trigo, para que los exportadores pagaran un “precio íntegro” por el cereal, por considerar que el exportador lo adquiría a razón de 900 a 1.000 pesos por tonelada y lo vendía al exterior o a industrias a un valor de entre 1250 y 1500 pesos.

La medida fue objetada por otras entidades rurales e incluso por el otrora titular de FAA, Eduardo Buzzi.