Con la aprobación de esta ley concluyó una maratónica sesión de la Cámara baja, que duró más de 20 horas y que finalmente obtuvo 213 votos a favor y 1 en contra -del diputado del PRO de Neuquén Francisco Sánchez- y 2 abstenciones. El debate contó con la presencia de referentes de organizaciones ambientalistas en el recinto de la Cámara baja, quienes celebraron la sanción de la iniciativa.

La denominada Ley Yolanda busca garantizar “una capacitación obligatoria en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático” para quienes trabajen dentro de los tres poderes del Estado.

La autoridad de aplicación deberá establecer, en un plazo de 90 días los lineamientos generales destinados a dichas capacitaciones, procurando que se incorporen tanto las dimensiones de sensibilización como de transmisión de conocimientos. Se deberá garantizar la participación de instituciones científicas especializadas en la materia, así como de la sociedad civil y sus organizaciones, en el proceso de confección de los lineamientos generales.

A lo largo del texto se señala que “los lineamientos generales deberán contemplar, como mínimo, información referida al cambio climático, a la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, a la eficiencia energética y a las energías renovables, a la economía circular y al desarrollo sostenible, así como también información relativa a la normativa ambiental vigente”.

También dispone que las personas que se nieguen “sin justa causa” a realizar las capacitaciones “serán intimadas en forma fehaciente por la autoridad de aplicación”, y el incumplimiento de esa intimación “será considerado falta grave dando lugar a la sanción disciplinaria pertinente”. Además, la autoridad de aplicación podrá hacer pública la negativa a participar en la capacitación en su página web.

Yolanda Ortiz, quien falleció en 2019 a los 94 años, fue la primera titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Argentina, creada por Juan Domingo Perón en 1973, y se convirtió así en la primera mujer en ejercer un cargo de esas características en América Latina.

“Estamos discutiendo de sistema económico productivo“, expresó la diputada de Frente de Todos Gabriela Cerruti quien destacó la importancia de la lucha por el medio ambiente de los movimientos feministas y sostuvo que en Argentina “también tenemos que sumarle la lucha de los organismos de derechos humanos que transformó el sentido común colectivo“.

Desde el PRO, Camila Crescimbeni también manifestó su respaldo a la iniciativa y afirmó que se trata de trabajar una política de Estado que “atraviese a los gobiernos” y que “Yolanda llegó para quedarse”En tanto, la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño consideró que “hay que sacar a la política ambiental de la grieta“.

En el cierre del debate, la diputada del Frente de Todos por Río Negro Ayelén Spósito puso de relieve la figura de Yolanda Ortíz y aseguró: “Tenemos la posibilidad de cambiar la historia. Seguro que hemos cometido errores pero hoy tenemos el compromiso con el medio ambiente y lo venimos demostrando durante todo este año”.

Por su parte, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, aseguró que “es sumamente importante esta ley porque va a garantizar la formación ambiental para quienes ocupan un cargo público, algo que es fundamental en el diseño y desarrollo de políticas públicas que promuevan la construcción de sociedades conscientes, inclusivas y sostenibles”.