El ministro de Producción, Trabajo y Turismo de Corrientes, Jorge Vara, admitió que la ganadería es la actividad más afectada tras la crecida del rio Paraná que mantiene a 164 familias en estado de evacuación y a toda la provincia en estado de alerta. El funcionario correntino remarcó que la abundancia de lluvias afectó áreas cultivadas en toda la provincia, pero fue la producción ganadera la que sufrió el mayor impacto. Dijo que aunque espera un informe técnico, estima que cerca de 80 mil cabezas de ganado fueron trasladadas desde las islas ribereñas, el pasado fin de semana, debido a la emergencia hídrica.

Desde el viernes pasado hay tareas de evacuación del ganado en las zonas de las islas correntinas. Pero muchos productores se quejaron porque la ayuda no les llegó o les llegó cuando ya era tarde. Según informó eldiarioonline.com, la más afectada es la Isla de Apipé, donde desde hace varios días la Dirección de Parques y Reservas trabaja en conjunto con la policía provincial, Defensa Civil, Bomberos, Prefectura Naval y el municipio de San Antonio, para evacuar a la gente. En Puerto Tala, Vizcaíno y San Antonio, en el interior de la isla, aún los rescatistas están intentando ingresar. También realizan rescate de animales hacia zonas altas.

También en la Isla Apipé se están acercando fardos de sorgo de planta entera, alimento balanceado y sales minerales para unas 900 cabezas de ganado bovino, propiedad de pequeños productores del lugar, y ubicadas en las partes más altas de la isla. Lo mismo hacen desde las últimas lluvias en los departamentos de Concepción y Mercedes.

En la zona de islas del departamento de Empedrado se traslada hacienda a la costa correntina. Se trata de unas 3700 cabezas a desplazar, entre las islas Hermes Cué y Pirá Cuá, a un ritmo de 100 a 120 animales por viaje. El Ministerio contribuye con el combustible para que el traslado sea gratis para los productores de menos de 150 cabezas.

Al mismo tiempo, como la crecida del río obliga a los animales a abandonar las áreas de carrizales y buscar tierras más altas, cruzando la ruta 12, se dispuso un operativo para advertir a los conductores de vehículos la reducción de la velocidad en un tramo (de unos 110 kilómetros), desde Villa Olivari hasta Valencia, por el cruce de numerosos ciervos de los pantanos, monumento natural correntino.

Esta mañana, el centro correntino mostró la prowwwa de los ladrilleros que perdieron su producción a manos de la crecida del Paraná. Se reunieron frente a la casa de gobierno provincial para reclamar la ayuda del gobernador. “Algunos perdimos 15.000 ladrillos. Y somos muchos los perjudicados”, dijo uno de los ladrilleros al portal digital eldiariioonline.com. 

Paso de la Patria es la zona más afectada por el desborde del gigante marrón: colapsó el arroyo Guajó, entonces reforzaron las defensas con bolsas de arena, pero el agua ya tapó algunas casas, de las que ayer sólo podía verse el techo. Los vecinos se organizaron para la defensa: hombres, mujeres y hasta niños cargaron bolsas de arenas desde la cantera hasta la zona de contención, que vigilan día y noche porque no quieren abandonar sus casas.

Entretanto, en el Chaco -la provincia más afectada, sobre todo en tres localidades: Puerto Vilelas, Barranqueras y la Isla del Cerrito- el gobierno provincial, las intendencias, Gendarmería Nacional y el Ejército trabajan en conjunto en tareas de traslado de personas y sus pertenencias.

El gobernador provincial, Jorge Capitanich, confirmó la asistencia directa para pequeños productores de ganado menor y bovino afectados por la crecida y la intervención de Vialidad Provincial para reforzar el enripiado en una parte del camino que va de Margarita Belén a la Isla del Cerrito. “Tenemos ambulancias para atención inmediata, helicóptero y lanchas, todo dispuesto para atender las demandas de damnificados”, dijo Capitanich.

En el Chaco, el río está en los 7 metros aproximadamente, en tanto que la tendencia se mantendría estacionaria y luego declinante. “Si en 15 o 20 días no se producen lluvias copiosas en la alta cuenca, se normalizaría la situación”, agregó. Y aseguró que cuando las aguas bajen su nivel, Vialidad trabajará en la restauración de la totalidad de los caminos afectados.

 

Fotos: Juan Carlos Casas (ganadería)

y Télam (Gabriel Pomar, desde Paso de la Patria).