Finalmente llegó el día en que se realizó el estreno en Adolfo Gonzales Chaves de la película “Los locos del barrilete”. La semana pasada todo el pueblo colmó la sala de ex cine Coliseo (Sociedad Española), donde se brindaron dos funciones a sala llena. La película cuenta la historia del sueño de unos pibes que desearon armar un aeroplano y volar por su pueblo en 1932. El filme, que tiene una duración de 70 minutos, narra la historia del nacimiento del vuelo a vela en este distrito, cuya ciudad cabecera es considerada la Capital Nacional del Vuelo a Vela.

Gustavo Yannecari, quien fue uno de los impulsores de esta realización e incluso tuvo su papel en la película, señaló que “este fue el final de nuestro proyecto. Estábamos un poco tensos porque queríamos ver qué pasaba con los espectadores, pero vimos con alegría que el público respondía con sus emociones. La película generó mucha ternura, nostalgia y de repente había giros de comedia que hacían reír a la gente. También fue lindo que los espectadores estuvieron viéndola junto con los actores”, describió a la prensa este vecino del pueblo que tuvo la idea y el impulso de hacer realidad la película.

Más adelante recordó que “esta idea nació luego de unas conferencias que había dado en la Biblioteca Bernardino Rivadavia relacionadas a yoga y mejorar la vida. En una de las conferencias invité a Mario Reynoso y su padre para que dieran una charla sobre vuelo, más que nada como una metáfora, es decir lo que significa el vuelo en nuestras vidas. Ahí estaba presente mi tía, Mirta Yannecari de Roggetti y cuando lo escuchó a Reynoso (padre), se emocionó mucho por la forma en que contaba sus experiencia, y más precisamente la historia del aeroplano que hicieron. En ese momento dijimos que había que hacer algo con esta historia, que en principio podía ser una poesía o una obra de teatro. Como tenemos un primo, Cristian Nintzel, que está en Necochea y que estudió cine en La Plata, lo consultamos para ver si era posible hacer algo relacionado al vuelo desde el cine. Nos dijo que sí y que sería lindo una ficción, porque el tema era muy interesante”.

Agregó que “le copó mucho la historia porque ponía las bases de lo que a futuro iba a repercutir mucho en nuestra ciudad. Así comenzó todo, se realizó un casting a nivel local y luego el Concejo Deliberante nos dio su apoyo para el proyecto, como así también nos dio su respaldo económico el Departamento Ejecutivo para poder iniciarlo. Posteriormente continuamos con el apoyo de algunos privados y nadie cobró honorarios”.

El rodaje duro aproximadamente 40 días, lo cual marca que fue una producción y realización con mucho trabajo, ya que era la única forma de hacerlo, porque si se estiraba en el tiempo, el gasto sería mucho mayor. Yannecari destacó que “la población creyó en nuestra mística, ya que le parecía que era una historia que había que recuperar” Las historias a veces dan la identidad a los pueblos, y esta es una de ellas.

Más adelante señaló que esperaba que la película sea vista en los colegios y que “también nos gustaría que esto diera continuidad a lo que es cine y se pudiera brindar alguna asistencia técnica, como hay de fotografía, folclore, etc, para que los chicos comiencen a realizar cortometrajes acá en Gonzales Cháves”

El film está situado en el año 1930, donde se habla de una utopía que luego fue una realidad, realizada por jóvenes de entre 17 y 20 años, que llevan adelante el sueño de cruzar el pueblo en una máquina de volar y todo lo que ello significaba por ese entonces, por lo cual los llamaron ‘los locos del barrilete’. Esa máquina al que se la conoció como “El Primario”, todavía está en vigencia y se utilizó en la película.

Francisco Mario Reynoso, el único de los amigos que aún vive del grupo de los seis que hicieron aquellas proezas aéreas, manifestó: “La película es muy buena, se parece mucho a la realidad, a esas épocas tan lejanas”. Asimismo, Reynoso agregó que “realmente no puedo estar más contento, porque jamás soñé esto. Hace 80 años que estoy en el Club Otto Ballod y ahora ya no me dan más la licencia para volar por la edad, porque tengo 92 años, pero uno de los vuelos que se ven en la película lo hice yo y entiendo que ha sido el último”.

La historia tiene todas las características para ser una leyenda. En ella se puede ver cómo estos jóvenes sortearon toda clase de obstáculos para llevar a la practica su sueño. Dany Dekker (ya desaparecido) era carpintero y fue quien hizo el planeador, pero tanto él como su amigo Reynoso no sabían pilotearlo. Una persona que venía al Banco Nación a arreglar máquinas de escribir se ofreció a hacerlo, pero no era piloto y fracasó. Luego construyeron otro y fue Francisco Mario Reynoso quien consiguió cruzar el pueblo en “El Primario”, vuelo que llevó a la inmortalidad al grupo de amigos.

También dijo que “el que nos puso el nombre de los locos del barrilete tenía razón, porque cuando vi el primer planeador me dije que no podía ser que volara. Pero un día vi que al “Primario” lo remolcaba un coche y levantaba vuelo. Por el solo hecho de que voló se me metió en el corazón y hoy todavía cierro los ojos y lo veo volando”, contó muy emocionado el anciano de 92 años que sentado en la butaca del cine de su pueblo pudo ver cómo sus recuerdos se materalizaban en una pelicula a la que todo el mundo ovacionó.

Ficha técnica de la Pelícila:

Actores: Juan González Vit, Tomás De la Lama, Agustín Tavares, Gianfranco Ferraro, Agustín Báez y Marcelo Peralta, que hacían el papel de “los seis locos del barrilete”. En la producción: Mirta Yannecari de Roggetti, Hugo Roggetti, Gustavo Yannecari; Dirección de Fotografía y Cámara: Horacio Almada; Guión: Aureliano Barros; Diseño del Afiche de la Película: Matías Erdocia, y en la Dirección: Cristian Nintzel.

TRAILER DE LA PELÍCULA: