Los pueblos originarios hacen la historia de nuestro mundo y su presencia asegura ayuda a conservar y proteger al medio ambiente. Esta conclusión la llevó a cabo el Foro Permanente de la Organización de la Naciones Unidas para los temas indígenas, realizando un completo mapeo de los ecosistemas marinos y bosques nativos de Centroamérica. 

El mapa hecho por Cooperación Danesa y National Geographic Society, se llama “Pueblos Indígenas, Áreas Protegidas y Ecosistemas Naturales de Centroamérica“. En el informe se pudo ver que existen 80 pueblos originarios que ocupan alrededor de un 40% de área terrestre y marina de la región.

No se puede hablar de conservación sin hablar de pueblos indígenas y su rol como guardianes de las más delicadas tierras y aguas”, mencionó Grethel Aguilar, Directora Regional de la Oficina para México, América Central y el Caribe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con Sede en Costa Rica. 

Esos ecosistemas se conservan por la presencia de estas comunidades indígenas, y en relación a donde no están ellas, la diferencia es muy grande. Los pueblos originarios cuidan la naturaleza y esto se hace notar. 

El mapa se propone establecerse como una herramienta que permita trabajar en el justo reconocimiento, respeto y promoción de los derechos de estas comunidades que cumplen un rol insustituible, como es el de cuidar nuestra Tierra.

“Este mapa es un instrumento que permite a los pueblos indígenas avanzar en el reconocimiento, respeto y promoción de sus derechos”, concluyó el Director Ejecutivo de la Asociación Sotzil de Guatemala y miembro del Consejo Indígena Centroamericano (CICA), Ramiro Batzin. Ayudará a articular alianzas entre los gobiernos, asociaciones ambientalistas y los propios pueblos originarios, que buscan una remediación histórica de su importancia en nuestra tierra, su tierra.