El 92 % de la población mundial vive en áreas con una tasa de smog superior a lo máximo recomendado“, indica un estudio publicado por el ‘Health Effects Institute’ de Estados Unidos junto al ‘Institute for Healt Metrics Evaluation’.

Se trata de un documento que recoge los datos mundiales relativos a 2015, año en el que la contaminación atmosférica fue la quinta causa de muerte en el mundo, con 4,2 millones de víctimas.

Los expertos expresaron que los datos relativos a China se están estabilizando, mientras que en la India la cifra va en continuo ascenso, con un aumento del 50 % desde 1990: “Lo que está sucediendo en la India es una tormenta perfecta, ya que se está verificando una confluencia de industrialización rápida, crecimiento de la población y envejecimiento de franjas siempre más amplias, que hacen más sensibles los efectos de la contaminación”, indicó a la prensa norteamericana Michael Brauer, de la University of British Columbia, una de las autoras del trabajo.

El promedio anual que establece la OMS para un aire saludable es de 20 microgramos por metro cúbico de ‘material particulado’ (residuos contaminantes que quedan en el aire).

Si nos enfocamos en la Ciudad de Buenos Aires, un informe de la OMS indicó que, según estándares internacionales, el aire tiene un 30 % más de partículas contaminantes que lo recomendable. Sin embargo, desde 2010 este nivel se redujo año a año. Ciudades como México y San Pablo poseen niveles mayores de polución.

En este contexto es interesante recordar diversos proyectos orientados a reducir los niveles de contaminación del aire, o bien concientizar sobre esta problemática:

Ventiladores gigantes limpian el aire y crean combustible (Canadá)

Pavimento para purificar el aire (Holanda)

Nueva tecnología transforma polución en abono (Brasil)

‘Moda Consciente’: Llegó la remera que marca el nivel de polución (Estados Unidos)

Bicicletas para purificar el aire (Tailandia)

Un chino creó un ladrillo con la contaminación de Beijing

Convierten  la polución en tinta para marcadores ecológicos