Juan José Aranguren es un funcionario que no esconde su admiración por lo minería y uno de sus nortes en su gestión es el de crear escenarios propicios para que las empresas puedan obtener grandes ganancias, principalmente extrayendo nuestros recursos naturales. Representa el modelo de desarrollo que el país pretende es esta epoca. Días atrás afirmó que el Plan Nacional Nuclear continuará y que “es una desición del gobierno nacional” la de promover la producción de uranio, apuntó al proyecto Cerro Solo en Chubut.

El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, quien está recuperándose de una operación hace algunas semanas había comunciado que su provincia no iba a permitir la minería a cielo abierto. Aranguren le manifestó al senador chubutense Alfredo Luenzo que hable con Das Neves “y le ayude para convencerlo en este tema, porque será muy útil para la provincia” El pedido de Aranguren es concreto y extorsivo, ya que plantea un tema que roza la inmoralidad. En Chubut la explotación uranífera está expresamente prohibida por la Ley 5001, están pendiente de ser tratadas leyes que prohíben toda explotación metalífera en todas sus formas y etapas. Todas estas iniciativas cuantan con un enorme consenso social.

Pero Arangueren fue por más. Interesado en el uranio de Chubut, le aseguró al senador Luenzo que el Ministerio de Energía y Minería de la Nación pondrá fondos para el Plan de Medicina Nuclear que involucra al Centro de Aplicaciones Bionucleares (CABIN) de Comodoro Rivadavia. Con este favor pretende que el Gobernador derogue las leyes en contra del uranio. 

A pesar de no oirlo, el senador Luenzo cumplió al informarle los problemas reales de Chubut, el aumento de las tarifas de los servicios y la incapacidad de la población en absorver estos desmesurados aumentos que impactan en la canasta básica familiar. Aranguren, haciendo gala de una falta de sensibilidad notable, sólo agregó que está dispuesto a “hablar con el Reino Unido por el tema de los hidrocarburos que existen en las Islas Malvinas”

El proyecto de extracción de Uranio Cerro Solo se halla en el centro de la provincia de Chubut, y se estima que sus reservas de uranio son de 30 millones de libras. La explotación está pautada a diez años y generaría 300 puestos de trabajo que sería el único beneficio de una industria que genera desigualdad y daño ambiental. Recientemente el mismo funcionario nacional declaró que su cartera reafirmaba su compromiso en crear una planta de procesamiento de dióxido de uranio en Formosa. Uranio que se traladará por via terrestre pasando por cientos de pueblos.