No quedan dudas de que el hombre está pensando en nuevas formas de obtener energía. Científicos de la NASA anunciaron que se encuentran actualmente investigando para desarrollar ‘alfombras voladoras’ con el objetivo de que estas se conviertan en el principal método de obtención de energía solar.

Se piensa lanzar la alfombra hacia los límites de nuestra atmósfera a través de un pequeño contenedor de apenas un metro de diámetro del cual se desplegará una alfombra de una pulgada de grosor, pero del tamaño de dos tercios de una cancha de fútbol. Piensan lanzar cerca de 2.500 alfombras.

Harry Atwater, profesor del Instituto de Tecnología de California, declaró: “Nuestra propuesta, aunque un poco audaz, es desarrollar una tecnología que nos permita construir las más grandes estructuras espaciales jamás erigidas”

Al lanzar las alfombras hacia los límites de la atmósfera queda garantizada la mayor acumulación de energía solar, ya que no hay ningún elemento (como podria ser las nubes) que obstruya su paso. El recorrido de los rayos ultravioletas hacia el suelo va perdiendo potencia en el camino, por lo que estas alfombras suspendidas en en el aire garantizarían 9 veces más retención de energía que los paneles terrestres.

La energía de las alfombras sería enviada a contenedores terrestres a través de ondas microondas, las cuales aclararon que no representa ninguna amenaza para la humanidad, ya que estas ondas son mucho más seguras que las mismas ondas UV del sol, aunque mencionan que podría haber un ligero aumento en la temperatura.

Por el momento dicha investigación se hace en asociación con las empresas Caltech y Northrup Grumman, quienes tienen un financiamiento de 17,5 millones de dólares para desarrollar los componentes claves durante los siguientes tres años.