El vehículo Mod II del X-57 presenta la sustitución de los motores de combustión tradicionales en un avión básico Tecnam P2006T por motores de crucero eléctricos“, detallaron.

La entrega es un “hito importante” para el proyecto, ya que permite a los ingenieros de la NASA comenzar a someter a la aeronave a pruebas en tierra para luego realizar pruebas de vuelo, reportó la agencia de noticias DPA: “La entrega del avión X-57 Mod II a la NASA es un evento significativo, que marca el comienzo de una nueva fase en este emocionante proyecto de avión X eléctrico“, dijo el gerente del proyecto, Tom Rigney.

Con el avión en nuestro poder, el equipo X-57 pronto realizará extensas pruebas en tierra del sistema integrado de propulsión eléctrica, para garantizar que la aeronave esté en condiciones. Planeamos compartir rápidamente lecciones valiosas a medida que avanzamos, ayudando así a informar el creciente mercado de aeronaves eléctricas“, señaló.

Por otra parte, los esfuerzos para las siguientes fases del proyecto, Mods III y IV, ya están en marcha, con la reciente finalización exitosa de las pruebas en el Laboratorio de Cargas de Vuelo Armstrong de la NASA.

Un objetivo del proyecto X-57 es “ayudar a desarrollar estándares de certificación para los mercados emergentes de aviones eléctricos, incluidos los vehículos de movilidad aérea urbana“, que también se basan en complejos sistemas de propulsión eléctrica distribuida.

La NASA compartirá el diseño centrado en la propulsión eléctrica y el proceso de aeronavegabilidad con los supervisores y la industria, lo que “promoverá los enfoques de certificación para las aeronaves que utilizan propulsión eléctrica distribuida“.