En La Pampa, todos los establecimientos gastronómicos deberán ofrecer a sus clientes agua -ilimitada- en forma gratuita y sin que sea necesario pedirla. El poder Ejecutivo provincial oficializó la Ley, que fue sancionada por la Legislatura Provincial y publicado en el Boletín Oficial.

El proyecto fue obra del diputado Martín Berhongaray. La norma dicta que todos los establecimientos gastronómicos, tales como restaurantes, bares, cafés con servicio de mesa, pizzerías, lomiterías y parrillas, tendrán que contar con los elementos y la infraestructura necesaria para asegurar el agua potable para todos sus clientes, sin que ellos tengan que pedirla.

El legislador fundamentó su proyecto, que luego se convirtió en Ley, en la Resolución 64/292 de las Naciones Unidas, que dispuso que el acceso al agua potable es un derecho humano esencial. También el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU decretó que “el agua es el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico”.

La ley ya está vigente y como mínimo, los comercios dedicados a la gastronomía deberán tener en cada mesa una jarra con agua.