Fotos: Juan Carlos Casas y Jazmín Arellano.

Estancias, salinas y gastronomía criolla alejan a La Pampa del estereotipo de lugar de paso para convertirla no sólo en la puerta de entrada a la Patagonia sino como opción atractiva para el turismo. La Pampa es festiva: más de 80 localidades celebran algo todos los años.

Con una población de 350 mil habitantes (120 mil viven en la capital, Santa Rosa) está dividida en 7 regiones turísticas: Tierras de Cawell, Latidos del Caldenal, Corredor Central, Puerta Santa Rosa-Toay, Los Caminos del Sudeste, Puerta La Adela-Río Colorado y Del Petróleo.

En Eduardo Castex -sede de la Fiesta Nacional del Trigo y del Pan- se levanta el Parque de la Prehistoria, un parque con esculturas que replican a distintas especies construidas en hierro y cemento por el artista Jorge Fortunsky. 

En la laguna de General Pico se pueden ver aves y hacer caminatas o visitar el vivero Williamson. En Intendente Alvear, donde se realiza el Festival de la Doma y Folklore y es cuna de algunos de los mejores equipos argentinos de polo, hay una granja educativa.

Victorica, en el sudoeste, es la cuna ganadera. El Parque Indigena Leuvucú le rinde tributo a uno de los paladines de la rica historia ranquel: allí descansan los restos del último cacique, Mariano Rosas. En el Parque Los Pisaderos se celebra en enero la Fiesta Nacional de la Ganadería. Por las noches hay shows en la plaza central (donde se venden empanadas hechas al disco), una fiesta que se  extiende hasta la madrugada en las peñas.

La zona está rodeada por las estancias San Carlos, en Luan Toro; La Marianita, en Carro Quemado; y la Holanda, propiedad del español Antonio Ortíz Echagüe -casado con una holandesa- que dejó un extraordinario legado artístico.

La región del Corredor Central regala la geografía de el bosque de caldenes, típico de la provincia,  las sierras de Lihue Calel y el lago Casa de Piedra. Es el principal corredor turístico de la provincia e incluye en su recorrido a la Reserva provincial Parque Luro, General Acha, el Parque Nacional Lihue Calel -único en todo el territorio de La Pampa- y la Villa Turística Casa de Piedra, donde está el primer lago de la región patagónica. En la Reserva Provincial Parque Luro, desde el 15 de marzo al 15 de abril, se pueden ser wwwigo de la brama de ciervos. 

En la región de los Caminos del Sudeste conviven los valles pampeanos, el paisaje de la sal y las aguas termales, donde se descubren las localidades de Miguel Riglos, Doblas, Macachín, Alpachiri, Guatraché (donde se encuentra la colonia de los Menonitas), San Martín y Jacinto Aráoz. La Aldea-Río Colorado invita a las actividades de pesca deportiva y a otear en el horizonte la extensa estepa patagónica que inicia su recorrido hacia el sur.

Fotos: menonitas en Guatraché (fotos 1 a 3), fiesta en las peñas de Victorica (4 y 5), Parque Indígena Leuvucú, tributo ranquel a Mariano Rosas (6 y7), mujer ranquel, brama de los ciervos, Parque Luro, Toay (8 y 9).