Llegada de Italia con los inmigrantes, la pizza formó una identidad propia en la ciudad de Buenos Aires y luego en todo nuestro país, grandes maestros pizzeros se formaron a través de los años y la calidad de la pizza argentina logró escalar posiciones a nivel internacional, en la edición 27 del Campeonato Mundial de la Pizza que se realizó en Parma (Italia) nuestra delegación obtuvo el cuarto puesto en el rubro Pizza Napolitana, luego de competir con 1500 participantes de 40 países.

“Si bien históricamente el liderazgo lo tiene Italia, la Argentina sigue tomando protagonismo año a año en las distintas categorías; logrando alcanzar en esta edición número 27 del certamen posiciones relevantes considerando que se han presentado 1500 participantes de 40 países”, explicó el titular de la Delegación argentina, Manuel Jamardo, presidente de la Asociación de propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas de la República Argentina (Appyce), maestros pizzeros de esta institución fueron los que compitieron.

“El objetivo de la selección argentina de maestros pizzeros profesionales de Appyce que participaron era superar las posiciones de años anteriores y lo lograron”, afirmó Jamardo. Argentina obtuvo el cuarto puesto en “Pizza Napolitana” sobre un total de 112 participantes, el cuarto puesto en “Velocidad“, sobre 33 participantes y el noveno puesto en “Pizza Sin Gluten“, compitiendo contra 69 expertos de varios países.

“La pizza napolitana, por la que conseguimos el cuarto lugar, debe elaborarse siguiendo normas muy estrictas en cuanto a los ingredientes autorizados a utilizar, preparación de la masa, fermentación y tiempos de cocción cronometrados por un miembro del jurado que supervisa el proceso en forma continua”, explicó el titular de la asociación pizzera. “El resultado final es una deliciosa pizza napolitana que expide una fragancia característica perfumada, de consistencia blanda, elástica y fácil de doblar en cuatro, logrando un borde bien desarrollado y de color atigrado”, subrayó.

“La categoría Velocidad consiste en estirar cinco bollos de masa de 200 gramos en el menor tiempo posible formando una masa de 34 centímetros de diámetro. El miembro del equipo que participó en esta categoría estiró los bollos en 1 minuto, 12 segundos, 30 milisegundos”, agregó Jamardo

“La pizza sin gluten, en la que conseguimos el noveno lugar, además de las reglas a seguir en su elaboración, fundamentalmente se elabora con masa sin trigo, sin avena, sin centeno ni cebada (TACC) en un ambiente absolutamente controlado y supervisado por miembros del jurado que acompañan al participante durante todo el proceso de elaboración”, concluyó el pizzero, quien regresa de Italia con trofeos que enaltecen nuestra pizza, uno de los platos más emblemáticos del recetario argentino.