El operativo fue efectuado por guardaparques durante el recorrido de rutina en el área protegida riojana. Lograron detener a tres cazadores ilegales, mientras que la camioneta que los esperaba se dio a la fuga, pese a la voz en alto.

Según informó la cartera de ambiente, Gendarmería Nacional junto a la policía provincial de La Rioja trabajan para detener el vehículo identificado, que transportaba las armas.

Los tres cazadores reducidos por los guardaparques fueron trasladados a la dependencia de Gendarmería en Villa Unión. Debido a la agonía, lamentablemente el guanaco debió ser sacrificado.

En ese marco, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, expresó su rechazo a la caza furtiva. “Repudio este tipo de práctica ilegal que atenta y amenaza la vida de nuestra fauna silvestre. Toda mi gratitud hacia la labor de los guardaparques de Talampaya que lograron detener una banda de cazadores furtivos”.