Con una concurrida asistencia de productores y asesores, Don Mario realizó en la localidad bonaerense de Chacabuco la 15ª Jornada de Actualización Técnica en Soja, destinada a maximizar los rindes. Esta vez, el lema elegido fue: “Limitantes en la productividad: claves para su identificación y superación”.
En la apertura del evento, el presidente de la compañía, Gerardo Bartolomé, destacó: “Esta jornada es especial porque la empresa cumple 30 años y coincide con el lanzamiento de un nuevo evento biotecnológico, el BtRR2, que aporta mayor productividad y control de lepidópteros. Además, casualmente, cuando salió en 1996 la RR1, al año siguiente comenzamos con las jornadas de actualización técnica de sojas en Don Mario, y en ellas genotipo y ambiente empezaron a jugar un rol importante.”
Productividad. A la hora de las disertaciones, dos de los expositores pertenecientes a la firma desarrollaron las tecnologías disponibles en soja y las nuevas variedades con el respectivo manejo. Joaquín Lopetegui, gerente de Producto de Soja de Don Mario, disertó sobre las nuevas tecnologías para superar limitantes a la productividad, entre las que se destacan el nuevo evento biotecnológico BtRR2, la soja tolerante a sulfonilurea y la tecnología Qmax. En cuanto al BtRR2, Lopetegui destacó que el nuevo evento biotecnológico desarrollado por Monsanto tiene como característica principal una mayor productividad y protección contra lepidópteros, como falsa medidora, anticarsia y barrenador del brote durante todo el ciclo del cultivo. “Estaríamos lanzando variedades con esta tecnología la campaña que viene, dependiendo un poco de que nos pongamos en línea con el marco legal para poder comercializarla”, indicó. Las variedades que lanzarán serán para el norte del país en el grupo de madurez 6,5 hasta 8. “Es una de las zonas más afectadas, sobre todo por la falsa medidora. Por el momento, para la región pampeana no estará disponible”, resaltó.
La otra tecnología que describió Lopetegui fue la soja tolerante a sulfonilurea, en este caso tolerante al herbicida Ligate de DuPont. “Tenemos tres variedades comerciales, y es una alternativa muy buena para que el productor incorpore esta tecnología, ya que las malezas duras son un problema que viene afectando a todo el país”, sostuvo.
Por último, el gerente de Producto de Soja subrayó la tecnología Qmax, la marca que engloba los tratamientos de semilla y las distintas calidades que comercializan. “Estamos apuntando a bajar las densidades, donde normalmente se siembran entre 70 y 75 kilos y queremos reducirlo a 35 y 50 kilos, como ocurre en Brasil, siendo más eficientes en el uso de la semilla de soja”, señaló. Qmax, a nivel general, es un tratamiento con un preinoculado que varía entre 60 a 90 días, tiene una protección contra hongos del suelo y de semilla, y algunos de los casos, como Qmax Plus, incorporan insecticida para el control de insectos del suelo con una mayor calidad a valores de poder germinativo.

MATERIALES. Por su parte, Rodrigo Iglesias, gerente de Desarrollo, señaló que para esta campaña se destacan seis nuevos materiales. En referencia al grupo III corto, la semillera presentó DM 3312 RSF, con resistencia a mancha ojo de rana, con una similar estructura de plantas pero con mayor potencial de rindes a la DM 3070 STS, superándola entre un 6 y 8 por ciento. “La diferencia entre la nueva variedad y la DM 3070 es que una tiene resistencia a mancha ojo de rana con un mayor potencial de rinde y la otra es tolerante a sulfonilureas”, destacó. Además, la nueva variedad adelanta la cosecha de seis a siete días a la DM 3810. Dentro del grupo IV corto, la firma oriunda de Chacabuco lanzó la DM 4212 STS, con similar potencial de rinde que la DM 4210, pero el nuevo material viene con la tecnología STS.
Continuando con las presentaciones, Iglesias destacó que en lo que se refiere a grupo IV medio, hay dos lanzamientos: DM 4612 RSF y DM 4712 RSF, reemplazando a la DM4670. “El material 4612 tiene entre un 4 y 6 por ciento de ganancia genética, similar estructura de planta pero posee el mismo perfil sanitario que la 4670, la variedad que ya estaba en el mercado”, indicó. En cambio, la DM 4712 supera a la variedad antigua entre un 2 y 3 por ciento en rinde y es resistente a mancha ojo de rana. “Así el productor puede elegir un cultivar con un mayor rinde y con mismo paquete sanitario o ir a una variedad con un potencial de rinde menor pero resistente a ojo de rana”, resaltó.
Estos cuatro lanzamientos fueron pensados para ambientes con alta y mediana productividad. En lo que respecta a la densidad de siembra, en los dos cultivares de grupo IV medio hay que lograr entre 25 y 28 plantas por metro cuadrado, y la fecha de siembra para los ambientes de alta productividad es a partir del 10/15 de octubre.
“En ambientes de mediana producción hay que retrasar la fecha de siembra desde el 20 de octubre hasta el 10 de noviembre”, especificó Iglesias.
Los otros dos materiales que presenta Don Mario para la actual campaña sojera es para el norte del país: DM 8473 RSF para el NOA y DM 8576 RSF para el NEA, dos grupos VIII medio indeterminados, que se caracterizan por su buen potencial de rinde.
“Los dos materiales se siembran a fines de noviembre y durante todo diciembre tanto en el NOA como en el NEA. La densidad es de 25 y 28 plantas logradas por metro cuadrado”, afirmó.
Por último, Iglesias destacó que para esta campaña, en la zona núcleo, los suelos tienen una buena disponibilidad hídrica, (además de los pronósticos de buenas lluvias durante primavera) por lo que hay que apuntar a fechas de siembras tempranas, con grupos de madurez del III largo al IV medio.