Si seguimos con este ritmo actual de producción y desecho de plástico, los océanos estarán totalmente contaminados para el año 2050. Un informe global que la revista Science Advance difunde establece un panorama sombrío: alrededor de 9.100 millones de toneladas de plástico han sido producidas por el hombre y gran parte de ellas han ido a parar a los mares.

La publicación destaca que este informe es el primer análisis global de todo el plástico producido por el hombre, y aclara que los pronósticos no son alentadores: “Si continuamos con este ritmo actual, el hombre habrá producido más de 13.000 millones de toneladas de desperdicio plástico que serán lanzadas en vertederos o en el medio ambiente hacia el año 2050″

Esta inmensa masa de plástico equivale a 35.000 veces el peso del edificio Empire State de Nueva York. “La mayoría de los plásticos no son biodegradables, así que podrían estar con nosotros cientos e incluso miles de años”, comenta Jenna Jambeck, una de las autoras del informe. “Estas proyecciones resaltan la necesidad de pensar de manera crítica sobre los materiales que utilizamos y nuestros métodos de disposición de los desechos”, detalla.

El informe señala que para el año 2015 se produjeron en la Tierra 7.000 millones de toneladas de desperdicio plástico. El 79% fueron desechadas en vertederos o sobre los mares. El porcentaje de plástico que se recicla es ínfimo teniendo en cuenta la rapidez con la que se produce. Sólo el 9% del plástico generado en nuestro planeta es reciclado, y el 12$ es incinerado, lo que provoca también contaminación por los gases tóxicos que se originan en la combustión del plástico.

El problema con el plástico que se recicla es que permanece en el medio ambiente, no se destruye. Gran parte de los plásticos que se reciclan no son biodegradables. La evolución de la producción de plástico es alarmante y muestra cómo los países del mundo no han tenido en cuenta la incorporación de políticas ambientales. En el año 1950 sólo se produjeron en el mundo dos toneladas de plástico. Según el informe de la revista Science Advance, para el 2015 se produjeron 440 millones de toneladas, la mitad del plástico producido entre 1950 y 2015 se hizo en los últimos trece años.

El plástico en el mar ocasiona un desequilibrio ambiental y alimentario muy importante, ya que muchas especies lo consumen creyendo que es alimento, ocasionando la muerte de miles animales. El ecosistema marino se halla ya en riesgo por las islas de plásticos que flotan alrededor de los océanos en nuestro planeta. Es irreversible el daño que hemos hecho. Reducir, reutilizar y reciclar son las únicas herramientas que tenemos para intentar frenar la destrucción que el plástico ha hecho al planeta.