El intendente Martín Gill anunció que la Unesco otorgó a Villa María la distinción “Ciudad del Aprendizaje 2017”, un galardón que reconoce el esfuerzo y la decisión de gobiernos locales en materia de políticas de educación.

Al pie del vagón cultural en el barrio Los Chaleses (un vagón de ferrocarril abandonado que se trasformó en un centro cultural), Gill indicó que “Este reconocimiento implica un enorme desafío, porque parte de la decisión de entrar en la dinámica para construir una ciudad del aprendizaje, que es permanente y supera lo que tiene que ver con lo escolar. Es mucho más amplio y abarca desde los primeros días de vida hasta los últimos instantes”.

El galardón lo otorgó el Instituto de Unesco para el Aprendizaje a lo Largo de la Vida, presidido por Arne Carlsen. Este último comunicó oficialmente al mandatario local el resultado del veredicto de un jurado compuesto por 12 analistas que reconocieron a Villa María como Ciudad del Aprendizaje, junto a otras 15 urbes de todos los continentes.

El reconocimiento es para toda la ciudad, que a lo largo de los últimos años se ha construido desde el motor del aprendizaje, con universidades, escuelas técnicas, escuelas secundarias y primarias, instancias de formación en sindicatos y en colegios profesionales, los espacios de jardines maternales, talleres culturales en todos los rincones, con la Medioteca que fue el primer punto junto al subnivel que marcó un hito y después vinieron la Tecnoteca y el Centro Cultural Comunitario. Se ha construido también con deporte educativo, en los playones, en las escuelas de verano, en los centros de alfabetización y de terminalidad educativa”, destacó el intendente.

Gill comunicó que “se conformará una Unidad Ejecutiva de Ciudad del Aprendizaje, a cargo de Gabriel Ríos, quien en este tiempo ha sido el nexo para el trabajo operativo de presentación de formularios y documentación”. Desde esta Unidad, “se tomarán como variable la medición de indicadores para conocer cómo las políticas que llevamos adelante van impactando en el cambio de las diferentes problemáticas que se abordan”.

Entre las 16 ciudades premiadas, Villa María es una de las dos reconocidas en toda América Latina, junto a Contagem, de Brasil. Las otras que recibieron el galardón, son: Bristol (Reino Unido), Cámara de Lobos (Portugal), Gelsenkirchen (Alemania), Giza (Egipto), Hangzhou (China), Larissa (Grecia), Limerick (Irlanda), Mayo-Baléo (Camerún), N’Zérékoré (Guinea), Okayama (Japón), Pécs (Hungría), Surabaya (Indonesia), Suwon (República de Corea) y Túnez (Túnez).