El programa internacional “Geofísicos sin Fronteras” que financia proyectos de ayuda humanitaria, y que pertenece a la Sociedad de Exploración Geofísica (SEG) seleccionó una propuesta argentina por primera vez: un proyecto de búsqueda de agua subterránea para pequeñas comunidades rurales y aborígenes en la localidad de Miraflores, departamento General Güemes, provincia de Chaco.

Geofísicos, profesionales de las áreas de Ciencias Exactas y de Ciencias Naturales, graduados y estudiantes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), detallaron los diferentes objetivos y modalidades de trabajo para explorar aquella zona, en búsqueda de agua dulce.

El Director del Proyecto, Dr. Luis Guarracino señaló que “el grupo de profesionales involucrados se focalizará, en una primera etapa, en la caracterización de los recursos hídricos subterráneos de la región de Miraflores mediante métodos de prospección geoeléctrica con el fin de localizar recursos de agua dulce para el abastecimiento de las poblaciones rurales y aborígenes”.

El proyecto incluye el análisis que permita asegurar la calidad del agua para consumo y en particular del contenido de arsénico, por las incidencias sanitarias asociadas a su presencia, proporcionando en consecuencia eventuales estrategias para su abatimiento. El fin último de la propuesta es dotar de fuentes de abastecimiento accesibles a los pobladores rurales que se encuentran prácticamente aislados. El conocimiento de la calidad del agua permitirá determinar el uso al que se destine, esperando cubrir las necesidades de consumo humano y de atención de la producción agro-ganadera, principal fuente de recursos de los pobladores.

Esta información permitirá establecer las zonas con mayor probabilidad de localización de recursos de agua dulce como así también la de establecer estrategias para una explotación sustentable.

Los geofísicos involucrados -del Grupo de Geofísica Aplicada de la FCAG-realizarán Sondeos Eléctricos Verticales (SEV) y tomografías eléctricas con el fin de conocer la litología de la región y poder identificar cuerpos de agua someros y profundos. Como resultado de la aplicación de estas técnicas se espera obtener una caracterización hidrogeológica que permita definir los sitios más adecuados para la realización de pozos de monitoreo.

Los estudiantes participarán en los trabajos de campo y en el procesamiento de datos. Las tareas que se les encomendarán contribuirán a su formación integral como geofísicos y estarán supervisadas por profesores del área. Por otra parte y en relación a la caracterización química de las aguas y a la implementación de tecnologías de remoción de contaminantes, se prevé la participación de alumnos de la Facultad de Cs. Exactas, contribuyendo de esta forma a una integración de disciplinas para el abordaje de un problema concreto que afecta a grupos sociales de elevada vulnerabilidad.

Miraflores

La localidad de Miraflores posee 15000 habitantes y una extensa zona rural donde habitan aproximadamente 9500 personas. Allí existen comunidades Wichi y Qom, y grupos familiares cuyo núcleo económico es la agricultura y la ganadería. El agua disponible apenas alcanza para cubrir sus necesidades básicas por lo que suelen sufrir pérdidas de ganado y cosechas durante períodos de sequía. La principal fuente de abastecimiento son las aguas superficiales que resultan limitadas y dependen del caudal de los ríos locales. El poblado de Miraflores no posee una red de abastecimiento de agua potable, el acueducto más cercano se encuentra en Castelli, a unos 55 km.