La secretaría de Energía Eléctrica de la Nación convocó al IITRE-LAT (Instituto de Investigaciones Tecnológicas para Redes y Equipos Eléctricos, también conocido como Laboratorio de Alta Tensión) de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, para saber qué fue lo que ocurrió el domingo 20 de junio, día del padre en nuestro país.

El prestigioso laboratorio perteneciente a esta casa de estudios se dedica a la actividad de vinculación con el sector electrotécnico y cuenta con reconocidos antecedentes en el área eléctrica a nivel nacional, como así también en distintos países de la región.

Desde el IITRE-LAT, explicaron que “la convocatoria para investigar las causas del apagón está estrechamente ligada con los antecedentes y la experiencia que tiene este Instituto -fundamentalmente en el área eléctrica- y a que es reconocido tanto a nivel nacional como internacional”. Y detallaron: “hemos intervenido en muchos incidentes de diferente magnitud que han afectado al sistema eléctrico; algunos muy recordados por la población, como el gran apagón que hubo en febrero de 1999 cuando se incendió la subestación de Azopardo, o aquella falla en la doble terna que une Hudson con Costanera, que hace unos años dejó sin luz a grandes zonas de Buenos Aires.”

Según surge del requerimiento realizado por las autoridades nacionales, en un plazo aproximado de 15 días, la UNLP deberá recolectar la información sobre el apagón, analizar las fallas, y evaluar la tarea de las empresas involucradas para informar de manera fehaciente las razones del apagón que dejó sin luz a toda la Argentina, Uruguay y parte de Brasil y Paraguay.

Fundado en 1965, el IITRE –LAT apoya la evolución del sector electroenergético argentino y latinoamericano por medio de una creciente inversión en recursos humanos y tecnológicos destinados a docencia, desarrollos de ingeniería, investigaciones y ensayos eléctricos.Además, cumple un rol de Laboratorio Independiente, apreciado por su criterio justo y fiel respeto de las normas de la Electrotecnia.