El Instituto Jane Goodall Argentina (IJG) y la sede local de la Organización de Naciones Unidas lanzaron una campaña para concientizar sobre las especies que son sometidas al tráfico ilegal de vida silvestre. En nuestro país este negocio mueve “400 millones de dólares al año”. Sólo el 5% de los animales recuperados vuelve a su hábitat natural.

“El tráfico Ilegal de vida silvestre en Argentina es un negocio que significa 400 millones de dólares al año. Más de 50 especies de mamíferos y aves pueden extinguirse en las próximas décadas, poniendo en riesgo la continuidad de monos, yaguaretés, guacamayos, tucanes, cardenales y otros animales autóctonos”, informa un comunicado del IJG.

La realidad de los animales rescatados muestra el impacto negativo de sacar una especie de su hábitat. “9 de cada 10 animales capturados mueren antes de llegar a ser comercializados, 10 de cada 100 de los que llegan a venderse en forma ilegal se recuperan y solo el 5 por ciento logra regresar a su hábitat“, señalan datos del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

La campaña se hace en el marco del Día Mundial del Ambiente que se conmemora el 5 de junio. “Argentina es generadora de tráfico, triangulación y demanda de especímenes silvestres que ingresan por la frontera de Bolivia, Paraguay, Brasil y Chile, y los destinos más habituales de intento de contrabando son la Unión Europea y países del Medio Oriente”, afirma el comunicado del Instituto Jane Goodall.

Uno de los contenidos que se usan en la campaña en las redes sociales es tratar de concientizar sobre el principal problema del comercio ilegal: la demanda del mercado.  “Los animales silvestres no son mascotas“, dice el lema de la campaña que se enmarca en la Agenda 2030 de la ONU y sus 17 objetivos de desarrollo sostenible.

El instituto Jane Goodall está presente en 31 países, y fue fundado en 1977. Su presidenta es la conservacionista y mensajera de la paz de Naciones Unidas, la doctora Jane Goodall. Trabaja en la investigación de la vida salvaje, la conservación de las especies y su ambiente, la educación y sensibilización ciudadana y el desarrollo sustentable.