A partir del 1 de febrero estará disponible para su descarga online, una aplicación para informar posibles inundaciones y tener una estadística de los fenómenos climáticos periódicos que azotan a Coronel Suárez y a toda la cuenca del arroyo Sauce Corto (Sistema de Ventania), que involucra también sectores de Saavedra, General La Madrid, Guaminí y Daireaux.

El investigador asistente del CONICET, doctor en geografía en la Universidad Nacional del Sur, Jorge Gentili, es el autor de INUNDApp, esta app de “gestión de riesgo”.

El ciudadano podrá visualizar en la pantalla principal de la aplicación un mapa con los fenómenos y afectaciones ocurridos en el área de cobertura durante las últimas seis horas.

El objetivo es conformar un Sistema de Alerta Temprana Colaborativo que les permita anticiparse a los desastres naturales y, así, mitigar su impacto.La idea es que el ciudadano que se encuentra frente a un fenómeno hidrometeorológico posible de convertirse en inundación pueda tomar una fotografía, la cual será enviada (junta a la fecha y hora de la toma, las coordenadas del sitio de la toma, el fenómeno hidrometeorológico que está ocurriendo y la afectación que se está produciendo) a una base de datos alojada en un servidor de la universidad”, explica Gentili sobre el funcionamiento de INUNDApp.

Durante ocho meses, docentes y alumnos de las carreras de Licenciatura en Geografía y de Ingeniería en Sistemas de Información y de investigadores y becarios de CONICET diseñaron esta herramienta. Desde la ciencia geográfica se aportó el contenido conceptual de la aplicación en lo referente a los peligros hidrometeorológicos y afectaciones, y desde la informática, la implementación de la aplicación.

Este tipo de herramientas, de uso masivo a través de celulares con geolocalización, permiten “reforzar el concepto actual de Geographical Citizen Science donde el ciudadano adquiere un rol de relevancia en la generación de datos para proyectos científicos con fuerte base espacial. Este beneficio, que en principio parece unilateral en sentido ciudadano-ciencia, a través de las funcionalidades de la aplicación para dispositivos móviles (como medio tecnológico) adquiere dirección contraria (ciencia-ciudadano) tanto en el corto como en el mediano y largo plazo”, indicó el investigador.