Los viejos vecinos de City Bell lo advirtieron días atrás: a una altura del año en que suelen estar ya instaladas, las golondrinas seguían sin hacerse presentes en la Ciudad. Y aunque ya por estas horas se las puede ver sobrevolando el cielo platense, tanto ornitólogos como observadores aficionados confirman el fenómeno al señalar que es algo que se viene dando durante los últimos años con las aves migratorias en general: así como algunas especies llegan con atraso, otras tardan en partir.

“El corrimiento no sólo se advierte con las golondrinas sino también con los chorlos, que migran desde Alaska a la Patagonia, las tijeretas, los churrinches, el benteveo real, la calandria real, el halcón peregrino y el mochilero, entre otras especies migratorias”, reconoce el director del Museo Ornitológico de Berisso, Julio Milat.

Ocurre que “si bien el mecanismo que les indica a las aves el momento de migrar es el alargamiento o el acortamiento de los días, lo que las empuja a hacerlo es el cambio de temperatura. Si no hay variaciones marcadas, las aves tienden a quedarse donde están”, explica Julio Milat, quien asegura que eso es precisamente lo que está pasando con el clima en los últimos años: la diferencia entre verano e invierno ya no es tan marcada como solía ser.

Es así que mientras que la golondrina doméstica y la de ceja blanca solían llegar a nuestra Región a mediados de septiembre, “ahora están llegando sobre el final de mes”. Y por el contrario, “algunos visitantes invernales que a esta altura del año deberían haber vuelto al sur, todavía se encuentran por acá”, explica Milat. Tal es el caso de la calandria real y el mochilero, dos especies que “llegan desde la Patagonia en busca de un invierno más cálido y, cuando comienza la primavera, vuelven al sur”, señala el ornitólogo al mencionar que ejemplares de ambas especies fueron vistos en el Parque Pereyra y la Isla Paulino hace apenas unos días atrás.

Para el ornitólogo, ese corrimiento en las fechas de arribo y partida de las aves migratorias respondería al hecho de que “los inviernos tienden a ser hoy más cálidos y las diferencias de temperatura entre estaciones es cada vez menor”.

EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Que los inviernos tienden a ser cada vez más cálidos es algo que muchos expertos en clima observan con enorme preocupación; entre ellos el presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), el científico indio y premio Nobel de La Paz Rajendra Kumar Pachauri, quien acaba de lanzar una sería advertencia en torno a este fenómeno la semana pasada en Perú.

“El mundo se está calentado cada vez más. Regiones que tenían un invierno de tres meses como Buenos Aires hoy sólo tiene algunos días fríos”, señaló el climatólogo al advertir que “se nos está acabando el tiempo para reducir los gases de efecto invernadero y frenar así el calentamiento global”.

Durante un seminario preparatorio para la Cumbre Mundial del Clima, que tendrá lugar en diciembre próximo en Lima, Pachauri se mostró muy preocupado por el aumento de la temperatura durante la última década en América del Sur. “Es muy probable que la frecuencia e intensidad de las épocas de calor sigan aumentando, y que las tormentas tiendan a tropicalizarse con los riesgos a la vida y la propiedad que eso implica”, auguró el científico poniendo como ejemplo las fuertes inundaciones registradas durante los últimos años en Argentina, Perú y Brasil.

 

Fuente: El Día