Dieciocho familias diaguitas-calchaquí de Los Morteritos y Las Cuevas, en el norte de Belén, recibirán módulos habitacionales construidos con materiales de esa zona de la Puna catamarqueña, por expreso pedido de las comunidades originarias, informó el gobierno provincial.
Los módulos comprenden 38 metros cuadrados, están compuestos por una habitación y un baño totalmente instalado y serán entregados de manera gratuita a los grupos familiares que desde hace años respetan las pautas culturales establecidas por sus ancestros en esa zona, donde en la actualidad residen 36 familias que suman unas 300 personas.
 
Las obras son ejecutadas por la secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano y presentan en la actualidad un avance que oscila del 25 al 45 por ciento. Las construcciones respetan la idiosincrasia y la cultura originarias, por lo que el material preponderante de la mampostería fue el adobe, explicó el gobierno y detalló que son antisísmicas, con bases de concreto de 0,80 por 0,80 metros, cimientos, techos de loza, encadenados inferiores y superiores y columnas de 0,20 metros.
Los pisos serán de cerámico al igual que el revestimiento de paredes de los baños, mientras que los revoques -que utilizan el barro- y la pintura final serán afines a las pautas culturales establecidas por la comunidad, respetando el entorno y en coherencia con el medio ambiente.
“Los módulos responden al pedido especial, que por la zona y al tratarse de una comunidad indígena las construcciones deben ser de abobe. Es más, pedimos que hasta los revoques sean de adobe, y está siendo respetada nuestra cultura y la decisión del Consejo de nuestra comunidad”, afirmó el cacique Héctor Reyes.