La Secretaría de Estado de Agricultura Familiar y el Ministerio de Educación de Misiones trabajarán de manera conjunta para implementar huertas escolares orgánicas, jardinería, vivero de árboles, parque botánico y otras modalidades que posibiliten múltiples experiencias acerca del entorno natural y rural donde estén insertos las escuelas, colegios e institutos.

La idea es que todas las instituciones educativas misioneras, tanto públicas como privadas, incluyan dentro de su agenda la implementación de huertas para que los alumnos aprendan a cosechar sus propios alimentos, y desterrar esta idea de que solamente es una práctica posible en ámbitos rurales, ya que existen alternativas que se pueden desarrollar en el ámbito urbano.

La ley de Agricultura Familiar “define un nuevo modelo en la provincia. Misiones adopta un modelo de desarrollo productivo, entonces creo que todas las instituciones tenemos que trabajar en ese sentido y la institución educativa es fundamental porque es la formadora de los agricultores del mañana”, indicó a medios locales la secretaria de Agricultura, Marta Ferreira, quien consideró que la mejor manera de alcanzar los objetivos planteados en el convenio entre ambos organismos es “entusiasmar a los niños, enseñarles que los cultivos no nacen en el supermercado, sino que nacen en el suelo y de esa manera elevar el estatuto y el reconocimiento de nuestros agricultores que fueron tan desprestigiados por mucho tiempo, porque para muchos era una categoría inferior el ser de la chacra. En este momento de la historia podemos sostener que nada mejor que producir alimentos”.

Una iniciativa que considera que la escuela cumple un papel fundamental para que las ciudades produzcan alimentos, algo que será un tema importante para las generaciones futuras.