Un sexta parte de la población de la CABA vive en villas y no cuentan con la prestación de servicios públicos sanitarios de agua y cloaca. AySA (empresa prestadora del servicio de agua y cloaca en la Ciudad) no considera usuarios a los habitantes de las villas. La mayoría de las redes de agua y cloaca en los barrios informales son ejecutadas y costeadas por los propios habitantes de las villas de manera precaria sin ningún tipo de apoyo o asesoría técnica. 

En un comunicado de prensa del Frente de Organizaciones Barriales Salvador Herrera se pide a Aysa que considere a las villas como centros urbanos y que extienda la red de agua potable y cloacas en ellas. Este deterioro del servicio de agua en las villas determina “que la infraestructura de agua y cloaca se encuentre completamente colapsada y que la calidad del agua que consumen los habitantes de las villas no sea controlada por ningún organismo estatal”

Todos los días, mujeres y niños, transportan y almacenan en cacerolas y baldes agua de dudosa calidad, con el consecuente riesgo sanitario que se constata en la ocurrencia de enfermedades asociadas al agua (diarreas, enfermedades de la piel, forúnculos, dengue).

Según el comunicado de prensa de la Organización, “sólo en los asentamientos de Fraga y Carbonilla el GCBA gasta mensualmente en el Transporte y Distribución de Agua Potable por medio de Camiones Cisternas $ 641.080,31En lugar de resolver definitivamente la problemática sanitaria conveniando con AySA la prestación del servicio de agua y cloaca en Villas, el negocio del GCBA es destinar importantes fondos públicos para sólo atender la emergencia

Es por estas razones, humanas y sanitarias que los habitantes de las Villas de la Ciudad Autónoma de Buenos Airse “nos movilizamos el 11 de mayo al Palacio de Aysa para solicitar de manera urgente la entrega de agua potable envasada en todas las villas de la CABA. Y modificar el contrato con Aysa para que se haga responsable del servicio de agua potale y saneamiento básico dentro de las villas” donde viven miles de habitantes en pésimas condiciones higiénicas.