Los ejemplares rescatados fueron alojados en el Centro de Rescate de Aves del Ecoparque, que funciona en la Reserva Ecológica Costanera Sur, donde se realizó la evaluación médica correspondiente y se decidió la liberación de aquellos que estaban en condiciones.

“Devolver la libertad a los pájaros es una de las cosas más gratificantes que hacemos. Es necesario que tomemos conciencia que las aves deben estar en libertad, para que vivan en forma natural y todos podamos disfrutarlos, expresó en un comunicado el secretario de Ambiente de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli.

Las aves son 17 jilgueros dorados, 4 pepiteros de collar, 3 reinamoras grande, 2 cardenales comunes, 2 corbatita dominó, 2 corbatitas, 2 corbatitas comunes, 1 brasita de fuego, 1 cabecita negra, 1 frutero azul, 1 jilguero, 1 misto, 1 pepitero grisáceo, 1 pepitero verdoso y 1 zorzal chalchalero.

El procedimiento policial se realizó en octubre a raíz de una denuncia anónima por la tenencia irregular de un Cardenal amarillo -especie en peligro de extinción y víctima del tráfico ilegal de fauna silvestre- y de un Cardenal Copete Rojo y otras aves.