Fuente La Gaceta

El cacique Francisco Chaile y otros 12 miembros de la Comunidad India de Quilmes quedaron en libertad esta semana luego de que los vocales de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, Liliana Susana Vitar y Enrique Luis Pedicone, revocaran un fallo del juez de Instrucción del Centro Judicial Monteros Mario Velázquez.

Esa resolución había sido dictada el pasado 6 de julio por Velázquez quien, además, había requerido que esta causa en la que junto a Chaile son acusados Darío Ramón Guanca, Joaquín Alejandro Ávalos, Segundo Pedro Santana Campos, Ariel Omar Albornoz, Belén del Valle Santana Campos, Gustavo Fabián Pastrana, Adel Edgardo Maita, Juan Eduardo Ruiz, Esteban Daniel Garnica, Rodrigo Alejandro Rodríguez y Cristian Gustavo Miguel Santana llegará lo antes posible a juicio oral. Pero Vitar y Pedicone hicieron lugar al pedido de los abogados de los acusados quienes habían recurrido ese fallo.

Entre los argumentos de los defensores resalta una pericia que descarta que Chaile haya accionado un arma de fuego tal como sostenía la acusación formulada por la fiscala Mónica García de Targa quien había requerido la prisión preventiva de los acusados. En esa acusación la fiscala sostuvo que los detenidos habían agredido con armas de fuego y “tumberas” a un grupo de feriantes del predio de Las Ruinas de Quilmes.

Antecedentes

El pasado 6 de junio se produjo un enfrentamiento en la Ciudad Sagrada de Quilmes (Ruinas de Quilmes), que tiene origen en el manejo del sitio arqueológico que para los Quilmes es “territorio, cultura y espiritualidad”. Estalló en el contexto de un cuestionamiento a la autoridad de Chaile, cuya representatividad fue refrendada seis días después mediante una nota que el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) le envió a la Fiscalía.

El episodio se enmarcó en la pelea por los territorios con una larga historia judicial que incluye amparos, órdenes de desalojo, usurpaciones y, en este último caso, violencia y persecución al líder originario.

Aunque la fiscal pidió la prisión preventiva para Chaile por “robo agravado, uso de armas y amenazas”, según la abogada Belén Leguizamón de Andhes (Abogados del Norte por los Derechos Humanos y Sociales) “no hay pruebas que lo vinculen con esa imputación”.