El primer operativo se realizó en marzo, cuando la Brigada de Control Ambiental (BCA) realizó una inspección en una forrajería de la localidad bonaerense de Villa Rosa, partido de Pilar, que dejó como saldo el decomiso de 63 ejemplares de aves vivas que luego fueron llevadas a la Fundación Temaikèn para su rehabilitación. Asimismo, producto del hacinamiento, cuatro ejemplares de especies autóctonas se encontraban muertas en las jaulas junto a otros de su misma especie.

El segundo operativo, realizado en mayo, fue en el municipio bonaerense de González Catán, donde se rescataron 68 aves como resultado de una fiscalización en otra forrajería, ejemplares que fueron trasladados al centro de rescate de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

Las especies liberadas en un trabajo conjunto con el municipio de San Fernando, Fundación Temaikèn y el Ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires son: cardenal copete rojo (Paroaria coronata), reina mora grande (Cyanocompsa brissonii), jilguero dorado (Sicalis flaveola) y cabecita negra (Spinus magellanicus), todas de distribución natural en la zona liberada. Lamentablemente, otro grupo de aves no pudo ser reintroducido en su hábitat, ya que no son de distribución natural.