Funcionarios provinciales y municipales, conservacionistas e investigadores participaron días atrás del acto de liberación de siete guacamayos rojos en el portal norte de los Esteros del Iberá, como parte de un proyecto de reintroducción de la especie a la vida silvestre y la preservación de la biodiversidad.

La suelta de estas aves se efectuó en el camping Monterrey de Cambyretá, en cercanías a Ituzaingó. En representación del Gobierno de Corrientes asistió la ministra de Turismo, Inés Presman, acompañada del senador Sergio Flinta, el director de Recursos Naturales, Santiago Faisal, el director de Parques y Reservas, Vicente Fraga, el viceintendente de Ituzaingó, Juan Carlos Bertoia, el secretario de Turismo de Ituzaingó, Marcos Pintos, además de representantes de las entidades antes mencionadas, el presidente de Aves Argentinas, Mario Gustavo Costa, y la directora de Turismo de la ciudad de Corrientes, Viviana Centurión.

El guacamayo rojo o guacamayo aliverde es una especie de ave de la familia de los loros. Son aves grandes que atraen la atención por su vívido y espectacular colorido, y su llamado estridente con el que se comunican durante el vuelo. Los ejemplares jóvenes se parecen a los adultos, pero tienen la cola más corta. Por lo general, se encuentran en parejas o en grupos pequeños, tal vez familiares; a veces se asocian con otros guacamayos, especialmente en tierra, donde se reúnen en grandes grupos para consumir arenas minerales expuestas. Se alimentan de semillas, frutas y nueces. Por sus plumas son cazados y actualmente es un ave que se halla en peligro de extinción.

Este proyecto es coordinado por la asociación Conservation Land Trust (CLT) con el apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y el Gobierno provincial. Además cuenta con la participación del Club de Observadores de Aves (COA) Caraú y el apoyo institucional de la Municipalidad de Ituzaingó. 

Integran también este equipo diferentes parques ecológicos, centros de custodia y zoológicos de todo el país que han ido creando una red de cría ex situ de guacamayo rojo. Los participantes de esta red se comprometieron a colaborar en la cría de guacamayos para el proyecto de reintroducción. 

Los guacamayos del proyecto son provistos por la Provincia desde el Centro de Custodia de Vida Silvestre “Aguará”. Este espacio forma parte de una red de cría ex situ conformada por otros centros de rescate y zoológicos de Argentina, que tiene como objetivo criar guacamayos para proveer al proyecto. 

Según explicaron los investigadores a cargo del proyecto de reintroducción de estas aves, “la idea es instalar en el portal norte de los Esteros del Iberá una jaula de aclimatación para realizar una liberación experimental de un primer grupo de guacamayos rojos que serán monitoreados a través de la colocación de equipos de telemetría. Durante dos meses, los primeros estarán en la jaula de preliberación consolidando sus habilidades de vuelo y recibiendo un entrenamiento en la identificación y consumo de frutas nativas”.