Wamatinag, Llajtay y Nehuen Co, tres pichones de cóndor andino que nacieron en La Rioja, fueron puestos en libertad en la localidad rionegrina de Sierra Pailemán, situada a unos 300 kilómetros de Viedma, “como parte de tareas de conservación y liberación de esta especie en su hábitat natural”, informaron desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable provincial.

Se trata de la decimoquinta liberación de cóndores andinos en la provincia y de ese modo se alcanzaron los 51 ejemplares en la zona.

Más de mil personas participaron de la ceremonia ancestral de liberación realizada por comunidades originarias, como símbolo de la armonía entre los hombres, la naturaleza y la diversidad de especies, la cual fue filmada por un equipo de la Asociación Beauval de Francia para realizar un documental.

Los ejemplares, de un año y medio (dos hembras y un macho), habían sido preservados durante 12 meses en el Ecoparque de la ciudad de Buenos Aires.

Vanesa Astore, directora ejecutiva del Programa de Conservación Cóndor Andino (PCCA) del Ecoparque de Buenos Aires y la Fundación Bioandina, expresó a medios locales: “No podemos creer la convocatoria que ha tenido esta liberación. Una experiencia mágica, en una liberación única y especial”, y agregó que “ahora comienza el trabajo de campo, de seguirlos de día a noche, de noche a día, dándoles de comer, viendo cómo van aprendiendo el arte del vuelo, hasta que sean libres completamente”.