Con orden de allanamiento, personal de la Policía Ambiental inspeccionó dos propiedades contiguas en la localidad de San Marcos Sierras, camino al río Quilpo, provincia de Córdoba, y constató la presencia de 97 aves autóctonas en cautiverio para la venta.

Los inspectores procedieron a secuestrar las jaulas y las aves, y labraron el acta correspondiente por infracción a la Ley Nacional 22.421, referida a la conservación de la fauna.

Sobre la intervención, el director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, recordó que en la provincia de Córdoba está prohibida la tenencia y comercialización de fauna silvestre. “Toda aquella persona que tenga conocimiento de esta práctica ilegal puede cursar la denuncia a Policía Ambiental”, informó.

Con resultado exitoso, se restituyeron a su hábitat natural 97 aves autóctonas, entre ellas: jilgueros, virreinas, soldaditos, pepiteros de collar, calandrias. Fueron liberadas ante la presencia de Bomberos Voluntarios y representantes de pueblos originarios de la zona.