Declarado como Monumento Natural Provincial mediante la Ley Nº 12182, el aguará guazú, también conocido como zorro grande o lobo de crin, es un cánido que supera el metro y medio de largo total, desde el hocico a la cola y, junto al venado de las pampas. Es un animal inofensivo para los seres humanos, y tampoco ataca al ganado.

La liberación del ejemplar hallado se realizó en la Reserva Privada de Uso Múltiple Isleta Linda, se trata del vigésimo sexto ejemplar que se libera siguiendo el protocolo para la especie desde 2008.

Se trata de un trabajo conjunto de los Ministerios de Medio Ambiente y de la Producción de Santa Fe, en un caso que implicó el rescate y un proceso de rehabilitación de más de dos años, del animal en la Granja La Esmeralda de la ciudad de Santa Fe.

Las tareas fueron llevadas adelante con la colaboración de personal del Museo de Ciencias Naturales Florentino Ameghino.