Desde su aparición a mediados de los años noventa, el Honda CR-V ganó rápidamente la atención del público hasta que logró consolidarse como el modelo favorito del segmento Sport Utility. Primero llegó importado desde Japón y luego comenzó a producirse en México con lo cual llega al país sin pagar el 35 por ciento de arancel de importación, lo que se transforma en un modelo muy competitivo que busca afianzar su liderazgo en ventas. Hoy aparece la cuarta generación que llega con algunos adelantos tecnológicos y mejoras en materia de seguridad y ecología.
Su diseño fue totalmente renovado. Lo más importante se presenta en la línea de cintura que se elevó a la altura de la tercera ventanilla. También se modificaron los grupos ópticos delanteros y traseros lo que se traduce en mejoras aerodinámicas. Esta nueva generación cuenta con un motor DOHC i-VTEC de cuatro cilindros, 2.4 litros y 185 CV que gana en potencia. Este propulsor está acoplado a una transmisión automática de 5 velocidades con Grade Logic Control, que permite mantener intuitivamente la velocidad más adecuada para tener mejor potencia para subir o un mayor frenado del motor al ir cuesta abajo. Además incorpora el Asistente para Arranque en Pendientes (HSA).
 
Más  confort. Su versátil interior mantiene la cuota de versatilidad y ergonomía de su antecesor. El espacio y  la comodidad resulta satisfactorio para cinco pasajeros. Las butacas son mas anchas y la posición de manejo es más parecida a un auto de alta gama. Presenta un novedoso sistema para rebatir los asientos traseros en forma automática con sistema one touch.
En materia de seguridad cuenta con carrocería con ingeniería de compatibilidad avanzada (ACE), sistema de frenos ABS de 4 canales con distribución electrónica de frenado (EBD), sistema estabilizador del vehículo (VSA) con dirección asistida electrónicamente (EPS) adaptable al movimiento, sistema de sujeción ISOFIX para niños, airbags delanteros SRS y laterales OPDS con sensor en caso de vuelco. Se comercializará en tres versiones: LX 2WD (Urban Sport) y EX / EXL (All Road).
Estos dos últimos modelos, cuentan con el sistema exclusivo de Honda, Real Time 4WD, que ofrece una transferencia instantánea y controlada de la tracción a las ruedas traseras. Además está equipado con llantas de 17”, sensor de lluvia, faros halógenos con proyector, alerón trasero con luces LEDs de stop y función de auto encendido con sensor crepuscular.
Como detalle el velocímetro central incorpora una pantalla circular LCD de fácil lectura e interpretación que incluye información sobre el rendimiento de combustible y un indicador de temperatura exterior. Su diseño en tres planos de profundidad le da un aspecto tridimensional.
Por su parte desde el volante se accionan los controles de audio, configuraciones de i-MID, manos libres y Cruise Control , información sobre el sistema de audio, y además permite personalizar configuraciones y colores, y agregar imágenes para el fondo de pantalla. Cuenta con un sistema de audio con Control de Volumen Sensible a la Velocidad (SVC) que permite incrementar o disminuir automáticamente el volumen de la música dependiendo del ruido exterior.