Seis niños murieron por desnutrición y enfermedades relacionadas, y en el hospital de Tartagal hay más de 20 internados en recuperación nutricional y tratamientos por enfermedades prevenibles“, indica la convocatoria a profesionales de la salud, lanzada en redes sociales por el Movimiento Popular La Dignidad, el Frente Popular Darío Santillán y el Movimiento de Trabajadores excluidos.

Las organizaciones proponen “un campamento permanente que esperamos sostener las organizaciones populares, indígenas, profesionales, sindicales, políticas y cualquier voluntario de a pie para aportar desde cualquier lugar”. Se detalla, además, que “el desmonte, la falta de agua, y la falta de acceso al alimento provocó este desastre humanitario en las comunidades wichis que resisten hace décadas en el territorio”.

Días atrás, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) informó que no realizará “una misión exploratoria” en la comunidad wichí, debido a que la naturaleza de la crisis y las políticas públicas que se requieren para revertir la actual situación “exceden la capacidad de la organización médica-humanitaria”, aunque seguirá “monitoreando de cerca la situación”.

Médicos de la provincia de Córdoba insistieron con una nueva carta a la ONG internacional para que brinde su asistencia a las comunidades indígenas de Salta. El pediatra Medardo Ávila Vázquez, indicó a Página 12 que el pedido se inició tras una comunicación con integrantes de comunidades wichí de Salta y con profesionales de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), y contó que los caciques recorrieron comunidades para hacerles firmar el petitorio.

“Lamentamos profundamente que Médicos Sin Fronteras no se haya dignado a responder directamente a la comunidad wichí y qom, quienes a través de sus representantes pidieron esta exploración y que tampoco se hubiera concretado una reunión con los peticionantes blancos (médicos de ONG en ese terreno y antropólogos de la UNSa con amplio conocimiento y recorrido en este problema), ni siquiera por Skipe”, expresa la nueva carta dirigida a Josefina Martorell, directora de MSF.

Los médicos de Córdoba sugirieron que desde la misión de Médicos Sin Fronteras que se desarrolla en El Alto de La Paz, Bolivia, podrían evaluar la situación del pueblo wichí, “o que de alguna otra manera se llegue hasta el territorio algún especialista médico de su organización”.

El principal hospital de la región (en Tartagal) no tiene ni médicos de guardia todos los días y en enero de este año tuvo 34 niños desnutridos en forma crónica internados, además de los que murieron, manifestaron los profesionales a Página 12.

Para enviar donaciones de medicamentos, alimentos y agua a la comunidad wichí, estas se reciben en Pedro Echagüe 1265, en el barrio porteño de Constitución.