El río Paraná en Corrientes mide hoy 2,08 metros, en el marco de una pronunciada bajante que alejó al caudal de los 6,50 metros que la Prefectura marca como referencia de alerta.

En ese contexto, “hay una gran cantidad de cardúmenes que están migrando río arriba y nuestra tarea como institución científica de la Universidad Nacional del Nordeste es llamar a la sociedad de nuestra región a que sean cautelosos“, dijo Roux.

Tenemos que tratar de mantener los peces en el río para que sorteen esta etapa crítica con nuestra ayuda, que vayamos a disfrutar de un día de pesca pero que sea con devolución, no ir a pescar sobre un cardúmen que está migrando porque, en realidad, qué deporte es ese?“, planteó el especialista.

El titular del Instituto de Ictiología anunció además que se realizará en Formosa una reunión binacional con representantes de Argentina y Paraguay para establecer parámetros de preservación. Se trata de una reunión enmarcada en el “Convenio de Conservación de Recursos Ícticos de los ríos compartidos Paraná y Paraguay”, que cuenta con un consejo integrado por las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones, un representante de la Cancillería, otro de la Secretaría de Ambiente y uno del Ministerio de Agricultura.

A su vez, un consejo asesor de ese órgano político, del cual forma parte Roux, indicará hoy el tipo de veda que se sugiere para ambos cursos de agua, como propuesta luego de un trabajo de rigor científico desarrollado a lo largo de este año.