Por Leandro Vesco / Télam

La Legislatura cordobesa aprobó la creación del Fondo de Emergencia por Inundaciones para posibilitar la reconstrucción de la infraestructura dañada y la asistencia a los damnificados por el temporal que afectó a gran parte de la provincia, y que aún hoy cientos de familias deben padecer en toda la geografía cordobesa.

“Frente a lo sucedido, nos pusimos a entera disposición del gobierno, sin ninguna mezquindad. Si creen que esta es la mejor herramienta, la apoyamos”, aseguró el legislador Rodrigo de Loredo. 

En el mismo sentido, Liliana Montero (Frente Cívico y Social) expresó: “quien conduce es el Poder Ejecutivo. Por eso, le brindamos los instrumentos que pide a fin de afrontar la crisis. Sólo llama la atención que, desde el oficialismo, destaquen la presencia de la oposición en la comisión que controlara el fondo, cuando eso debiera ser lo habitual”.

 De acuerdo con la norma sancionada, el fondo estará integrado por ingresos provenientes del Tesoro provincial, montos giradas en concepto de Aportes del Tesoro Nacional, subsidios, créditos, donaciones de carácter público o privado, y por cualquier tipo de financiamiento nacional e internacional aportado para reparar daños derivados de las inundaciones.

El Ministerio de Gestión Pública provincial será el encargado de administrar el fondo, mientras que la ley establece la creación de una Comisión de Seguimiento y Control de la Ejecución, que estará integrada por representantes de todos los bloques legislativos, con mayoría opositora. 

Asimismo, la norma sancionada prevé que las contrataciones para la ejecución de las obras o adquisición de servicios solventadas por este fondo se deberán realizar por subasta electrónica, según los procedimientos fijados por el Régimen de Compras y Contrataciones de la Administración Pública Provincial.

Horas antes, el propio De la Sota había expresado que se trataba de un proyecto de ley “único en la Argentina, porque con esto estamos demostrando que la urgencia no tiene que estar peleada con la transparencia”. 

Tras defender la iniciativa ante la comisión de Labor Parlamentaria de la Legislatura, el gobernador precisó que el fondo servirá “para asistir y remediar los problemas de las inundaciones”,

Agregó que todas las compras de bienes e insumos para afrontar tal situación “se harán por subastas (públicas) de ofertas mejoradas por internet, totalmente abiertas al público”.

En Córdoba aún quedan evacuadas unas 1.000 personas en la localidad de Idiazábal y otras 140 en la ciudad Bell Ville, situadas a 232 kilómetros y 200 kilómetros al sudeste de la capital provincial, respectivamente. 

En los últimos días, gracias a las buenas condiciones climáticas, continuaron las tareas de reparación y asistencia a las localidades afectadas por el temporal, que comenzó hace 24 días. La medida  es una buena noticia para tantas familias que perdieron todo.