Algo ocurrió en las últimas décadas: una alimentación industrializada y concebida como un negocio más en un sistema de producción para el cual las personas no son personas sino consumidores, y donde el alimento no es un derecho sino una mercancía más. Eso nos llevó a que lo habitual sea comprar casi todo lo que consumimos, sin saber (o peor aún, sabiéndolo) que mucho de lo que se nos ofrece como supuesto “alimento” es, en verdad, un veneno a mediano y largo plazo.

Los días 1, 2 y 3 de noviembre, la ciudad entrerriana de Gualeguaychú será sede del Primer Congreso Nacional de Alimentación sana, segura y soberana, en la escuela María América Barbosa de Gualeguaychú.

El objetivo general del encuentro es generar un espacio de legitimidad transversal, institucional, académica y social para la propuesta integral de producir, comercializar y consumir alimentos sanos, seguros y soberanos.

El Congreso tendrá intercambios de perspectivas y experiencias sobre alimentación sana, segura y soberana; y creará alianzas y articulaciones a nivel nacional y regional entre los actores vinculados con la producción, comercialización y consumo de alimentos.

Asimismo, generará propuestas de adaptación productiva ante el Cambio Climático; busca compartir experiencias de educación ambiental en distintos ámbitos institucionales y sociales; y contribuir con el desarrollo del Programa Provincial de Educación Ambiental.

Los ejes en los que se basarán las variadas actividades son la producción soberana, la comercialización segura, el consumo sano, y la educación ambiental. En tanto, la propuesta de trabajo del Congreso constará de conferencias plenarias, comisiones de trabajo, actividades demostrativas en territorio, espacios artísticos, cine ambiental y espacios de formación.

Los destinatarios del congreso “somos todos porque tiene que ver con derechos humanos; el derecho a la alimentación y el derecho al ambiente sano” explicaron desde la organización.

Es por todo esto, que tenemos el enorme agrado de convocar a toda la comunidad nacional y latinoamericana a participar para generar un espacio de comunicación e intercambio de experiencias“, agregaron.